¿Qué tomar en cuenta cuando pides uno o varios préstamos?

Incluso si eres una persona muy precavida y ahorrativa, podrías necesitar de un préstamo. El financiamiento va más allá de cubrir una necesidad. Los préstamos funcionan tanto para cumplir metas como para construir un historial crediticio.

En el mercado financiero encontrarás un abanico de opciones para obtener dinero, cada una para un fin o rubro determinado. Las entidades financieras tienen entre sus opciones créditos y préstamos ¿Pensabas que eran lo mismo?

Debes saber que no y cada uno va dirigido a distintas necesidades. Con un préstamo personal puedes tener acceso rápido a una cantidad de dinero específica.

Las personas usan este tipo de préstamos para adquirir un auto, comprar vivienda o hacer frente a un gran gasto. Pero antes de solicitar uno, debes conocer algunos aspectos importantes. Veamos cuáles son.

Monto de tu adeudo o compra

Antes de solicitar un préstamo personal debes comenzar por evaluar tu situación financiera actual. Uno de los puntos más importantes es estudiar las deudas que tengas al momento. En este rubro se incluyen tarjetas de crédito u otros financiamientos.

Por otro lado, debes pensar en qué usarás tu préstamo personal. Como ya te comentamos, puede tener un destino variado. Desde adquirir un vehículo, comprar vivienda hasta asumir un gasto elevado de dinero.

Estos aspectos serán importantes, ya que te harán darte cuenta de si realmente necesitas el préstamo y si puedes cubrirlo. Recuerda que se trata de un compromiso que adquieres y que luego deberás pagar al banco.

Evaluar deudas al pedir préstamo
Photo by Anastasiia Ostapovych on Unsplash. Licencia CC0

¿Cuáles son los requisitos para un préstamo?

Cada entidad financiera tiene políticas y requisitos específicos, pero en líneas generales, las entidades financieras exigen:

  • Ser mayor de edad
  • Documento de identidad vigente (INE o IFE, pasaporte o cédula profesional)
  • Comprobante de domicilio (Recibo de luz, agua, predial o teléfono)
  • Comprobante de ingresos
  • Aval o garantía, dependiendo de la entidad.
  • Estado de cuenta de alguna institución bancaria

Lo más importante con estos documentos, es que demuestres al banco que eres una persona real con capacidad de pago. Además, te recomendamos estar muy atento a este punto, sobre todo de sitios que ofrezcan préstamos sin requisitos.

Desconfía de ofertas que te brinden financiamiento sin la necesidad de presentar papelería. Por más tentador que te pueda parecer, te recomendamos evitar estos servicios. Pueden representar un peligro para tus finanzas.

Préstamo sin requisitos es peligroso
Photo by Pixabay from Pexels. Licencia CC0

¿Préstamo o crédito?

Quizá pienses que se tratan de lo mismo, pero cada uno va dirigido a rubros y necesidades específicas. Saber la diferencia entre ambos instrumentos, te servirá para no equivocarte al momento de solicitarlos.

De esta forma, el dinero irá destinado al uso correcto. Veamos para qué funciona cada uno. El crédito significa una cantidad de dinero pequeña que puedes usar para solventar una situación de urgencia económica.

Por ejemplo, cuando te ves impedido para llegar a fin de mes o necesitas resolver un consumo inesperado. El pago de un préstamo suele tener plazos más cortos.

El préstamo implica una cantidad de dinero más amplia con la que puedes hacer frente a compromisos más grandes. Por ejemplo, comprar inmueble, un auto o pagar estudios.

El plazo para pagar un préstamo es más extenso, debido a que el monto es más elevado.

¿Cuándo es el momento indicado para pedirlo?

Antes de pedir un préstamo al banco, es ideal que conozcas si es el momento indicado. Esto dependerá de diversos factores, tanto vinculados a ti como al entorno ¿Por qué es importante?

Dependiendo del momento y las circunstancias, tus finanzas se verán más o menos favorecidas. Por ejemplo, imagina que estás solicitando un préstamo en una época en la que el gobierno ordenó medidas que hacen aumentar las tasas.

O piensa que pides el financiamiento en un momento en el que hay inestabilidad política. Por otro lado, tu situación financiera también es un factor determinante.

Si estás atravesando un momento donde mantienes varias deudas, adquirir una nueva quizá no sea conveniente. Procura evaluar el entorno financiero actual y que cuentes con la capacidad de pago para asumir este tipo de compromisos.

Préstamos bancarios

Pedir un préstamo bancario va mucho más allá de llenar planillas y reunir documentos. Son muchos los aspectos que debes evaluar minuciosamente antes de lanzarte a solicitarlo.

Debes pensar en tu condición financiera, las deudas, el monto que necesitarás, las tasas y requisitos, entre otros.

Otra cosa muy importante para tomar en cuenta es la entidad financiera en la que pedirás el préstamo. Cada institución bancaria ofrece alternativas y condiciones distintas.

Conclusión

Evalúa todas las opciones y procura elegir la que te ofrezca las mejores ventajas a nivel crediticio. Los préstamos, como lo mencionamos al principio, serán determinantes para cumplir con tus metas personales.

Sin embargo, también serán clave para ir construyendo un historial crediticio. Si tienes un récord limpio, se te abrirán las puertas para asumir compromisos financieros más grandes.

¿Eres de lo que teme pedir un préstamo por miedo a endeudarte? Las deudas son un punto de cuidado a la hora de adquirir nuevos compromisos. Pero hay herramientas para mantener las finanzas bajo control.

Por ejemplo, ¿sueles cargar todos tus consumos a las TDC, pero luego te complicas a la hora de pagar? Debes saber que cuentas con Yubox.

Mediante nuestro servicio, puedes diferir las deudas de tus tarjetas y luego pagar en plazos flexibles sin afectar tus finanzas.

Disfruta de los beneficios que te brindamos y aprovecha las ventajas que te otorga este instrumento financiero. Construye un historial positivo y concreta todos tus proyectos personales a través del préstamo.