¿Cómo Estimar el Valor de la Empresa? ¿Qué Métodos Existen?

Ser un empresario y equilibrar los costos con las ganancias siempre será un reto. Especialmente si tienes una pyme. Por eso es importante determinar el valor de la empresa. La estimación del valor de la empresa está relacionada, además del precio en el mercado, a otros factores que también debes tener en cuenta si realmente deseas obtener ganancias.

Tu compañía representa un patrimonio, el cual debes proteger. También debes documentarte sobre el mismo, para darle un curso exitoso a una posible o próxima venta.

Pero ¿alguna vez has escuchado sobre los métodos para determinar el valor de la empresa? En este artículo te describimos los más sencillos.

Criterios basados en las cuentas de resultados

Debes tomar en cuenta esta recomendación que te aportará un factor objetivo en la valoración de tu compañía. Los criterios sobre estas cuentas de resultados están dirigidos hacia la aplicación de múltiplos en parámetros para medir el resultado.

Valor de la empresa
Photo by Helloquence on Unsplash. Licencia CC0

¿Cuáles son estos cálculos? Existen varios muy útiles y recomendables, tales como:

PER Precio-Beneficio

La relación precio-beneficio. Esto es importante para aplicarlo a un análisis fundamental, ya que no solo tomarás en cuenta el valor de la empresa sino todas sus ventajas. El PER también es conocido como P/E ratio, Ratio Precio-Beneficio o por su nombre en inglés Price-To-Earnings Ratio. Lo anterior quiere decir “relación entre el valor y las ganancias o beneficios”. El valor PER indica cuánto se paga anualmente por los beneficios de una acción. Puedes calcularlo dividiendo el costo de la acción entre el beneficio neto por año. Cabe recalcar que este método es usado para empresas que cotizan en la bolsa de valores.

Ventas

Todas las ganancias percibidas producto del intercambio por un producto o servicio ofrecido al cliente por tu empresa. Se debe considerar este factor ya que forma parte de tu valoración.

EBITDA

Se trata de un acrónimo en inglés que significa “Earnings Before Interest, Taxes, Depreciation, And Amortization”. Este indicador financiero se traduce al español como “ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización”. Este representa otro de los métodos para determinar el valor de la empresa. 

Su finalidad es obtener un resultado claro y fiel de las ganancias y pérdidas dentro de la compañía. El EBITDA es excelente para identificar la solvencia de tu empresa y el flujo de caja. Además de poder realizar una comparativa entre otras compañías. También conocer su rentabilidad además de la cantidad de fondos para cubrir deudas importantes.

Así se determina el valor de una empresa
Photo by Kelly Sikkema on Unsplash. Licencia CC0

Descuento de flujos

Este método es uno de los más usados para calcular el valor de la empresa. El descuento de flujos o DFC se mide por la capacidad de cualquier empresa para generar FCF (Free Cash Flow). También flujos de caja constantes en todo momento, especialmente a futuro.

Pero ¿cómo se realiza este cálculo? El proceso consiste en actualizar o trasladar al presente esos flujos de caja futuros. La intención de obtener una valoración más acertada y correcta.

Se aplica de esta forma porque habría que tomar en consideración, elementos como la inflación. Generalmente, la valoración será determinada por variables relacionadas específicamente por la tasa de descuento.

Métodos basados en opciones

Uno de los métodos para determinar el valor de la empresa es aquel basado en opciones. Pero ¿sabes qué son opciones?

Las Opciones Reales o también llamadas intangibles son las posibilidades de algunas empresas para adquirir o aceptar en un futuro, modificaciones en las inversiones de producción.

Generalmente, los modelos para darle valoración a las empresas no permiten la introducción de modificaciones, así que no se podría potenciar un incremento.

Existen varias opciones o alternativas que buscan evitar la infravaloración de la empresa, además de calcular su valor real, estas son:

  • Expansión: Esta opción corresponde a la posibilidad de realizar inversiones futuras, así obtener mayor valor de la empresa, invirtiendo de forma adicional para obtener un crecimiento económico.
  • Abandono: Al invertir en un proyecto se toma la decisión de abandonarlo, si se considera que no está generando los dividendos necesarios o esperados.
  • Opciones de sincronización: Se trata de postergar algunas inversiones esperando más información valiosa sobre el movimiento del mercado, que genere mayores ventajas.
  • Opciones de reducción: Se invierte en un proyecto haciendo reducciones en el tamaño de las operaciones, en caso de que, en alguna ocasión, no sea favorable para la compañía.

Métodos mixtos

Se trata del valor de la empresa más importante, basado en un fondo de comercio o “Goodwill” que significa “Buena voluntad”, como lo es aquel impalpable pero real, producto de las actividades de una empresa, como los clientes, la organización, el prestigio o la experiencia.

Para una empresa es sumamente importante evaluar todos estos aspectos y de ser posible, identificar otros que aporten mayores beneficios a mediano y largo plazo.

Cada compañía es diferente, pero todas poseen un común denominador, el objetivo de hacer dinero. Pero en el caso de vender tu patrimonio o simplemente conocer los diversos métodos para determinar el valor de la empresa debes atender aquel que no solo te ofrezca dinero.

Para ello se utilizan estos parámetros, elige el que mejor te convenga o se adapte a tus necesidades, descuentos de flujo, tomando en consideración los flujos futuros.

¿Cuál es el indicado para tu empresa?