¿Cómo hacer crecer una empresa? Consejos básicos

Todo negocio o emprendimiento nace de una buena idea. El siguiente paso es poner sobre papel esa buena idea y llevar un plan de acción. Una vez que la has llevado al plano real, el desafío es hacerla prosperar. Si aún no sabes cómo hacer crecer una empresa y lograr el éxito, este artículo es para ti.

Cuando los negocios están iniciando deben enfrentar escenarios retadores y ciertos obstáculos que no todos logran superar. Es por esta razón que muchos emprendimientos terminan por sucumbir y abandonan el barco.

Con el objetivo de resistir y superar los obstáculos propios de todo comienzo y hacer crecer tu empresa, es necesario que tomes en cuenta los consejos que te damos a continuación.

Establece tus objetivos para hacer crecer tu empresa

Lo principal cuando inicias tu emprendimiento e intentas hacer crecer tu empresa, es fijar un objetivo y un plan de acción que te permita alcanzarlo. Una vez que fijes tu objetivo, tienes que hacer una lista con metas específicas que te permitan alcanzarlo ¿Por qué es importante enfocarte en una meta específica? Continúa leyendo.

Es usual que los emprendedores busquen ejecutar muchas ideas a la par. Sin embargo, enfocarte en miles de asuntos y problemas a la vez puede tener un efecto contrario al deseado.

Por todo lo anterior, es vital simplificar las cosas, sobre todo al inicio e ir de menos a más. Para fijar tu objetivo de la forma más específica y sencilla te recomendamos la metodología SMART, que por sus siglas en inglés:

  • Specific/Específico: mientras más específico y claro sea tu objetivo de negocio, será más fácil resolver los problemas.
  • Measurable/Medible: lo que no medimos no podemos mejorarlo. Mide, analiza y monitorea constantemente la forma en que marcha el negocio y toma los correctivos que sean necesarios.
  • Attainable/Alcanzable: todo emprendimiento debe ser ambicioso, lo importante es que lo mantengas dentro del plano más realista y que establezcas un plan de acción que te permita llegar a la cima.
  • Relevant/Relevante: tu proyecto o emprendimiento debe ser importante para ti, debe responder a tus intereses y debe cumplir finalmente el propósito por el cual lo sacaste al mercado.
  • Time-bound/Tiempo limitado: establecer plazos para llegar al objetivo deseada será fundamental para cumplir con el objetivo.

Es decir, el objetivo debe ser específico, medible, alcanzable, relevante y temporal para simplificar el rumbo hacia la meta.

¿Cuál es tu principal problema a resolver?

Abrir una empresa puede representar muchos desafíos como te comentamos al inicio y cada negocio tiene situaciones particulares.

Los importante es respirar hondo y sentarte a analizar e identificar los problemas que debes resolver para continuar, pues los obstáculos no tienen por qué significar ni el fracaso ni el fin del negocio.

Los problemas más comunes de los negocios nuevos están relacionados con:

Enfrentar un mercado que no te conoce

En el mercado sobra la competencia y seguramente en tu nicho ya hay muchas alternativas con las que debes coexistir.

Esto no tiene que ser un impedimento para lograr el éxito. Todos los negocios, aunque pertenezcan a la misma área, son únicos y siempre hay una forma de diferenciarse de la competencia.

Analiza a tu mercado

Para conocer sus preferencias e identifica qué ofrece tu competencia o los líderes de esa determinada industria para satisfacer sus necesidades. Parte de ese punto para crear algo distinto que agregue valor a tus productos o servicios y que atraiga al cliente hacia tu opción.

Posiblemente tu producto o servicio no va a ser tan genérico y en vez de optar por dirigir tus esfuerzos hacia un mercado más grande, tendrás que conocer si existen nichos específicos de ese mercado.

Sobrevivir sin ganancias significativas

La parte financiera es probablemente uno de los retos más importantes con que debe lidiar una empresa nueva.

Sin embargo, como emprendedor lo más recomendable es que veas el inicio como una fase de supervivencia y no de rentabilidad, sobre todo durante el primer año de operatividad.

Hay que hacer las cosas bien. Lo primero es que dispongas de un capital adecuado que te permita poner en marcha el negocio y hacer frente a los gastos y presupuestos de los primeros 6 a 12 meses.

Hacer crecer tu empresa no es algo que ocurrirá de la noche a la mañana. Ten en cuenta que rara vez los ingresos generados por un nuevo negocio durante el primer año serán un retorno de inversión. Esto puede suceder después.

Comenzar con muchas deudas

Comenzar un emprendimiento con varias deudas es sin duda uno de los peores escenarios. Evalúa tu situación financiera e identifica los compromisos pendientes.

Si por ejemplo tienes deudas significativas en una o varias tarjetas de crédito, debes procurar liquidarlas todas. Analiza montos, fechas límites de pago, intereses e ir saldando cada una de acuerdo a tu capacidad financiera.

Si tienes un adeudo con tu tarjeta de crédito, Yubox puede ayudarte a saldarlo.

Pon atención a lo digital

En el mundo en que vivimos donde prácticamente todo es digitalizado, la web y las redes sociales son parte importantísima en nuestra carta de presentación para atraer clientes. Por eso, debes poner especial atención a estas plataformas.

Diseña una página web atractiva, rápida, con mensajes eficientes, contenido claro y sobre todo libre de publicidad invasiva para no ahuyentar a los visitantes o posibles clientes.

Por su parte, las redes sociales deben responder básicamente a tres puntos clave: entretenimiento, conexión o feedback e información.

Las personas usan las redes sociales principalmente como medio de entretenimiento, para conectar con personas y obtener información útil.

Nutre tus plataformas digitales con contenido atractivo e interesante para atraer a las masas y expandir el alcance del servicio que ofreces.

¿Qué te detiene para seguir?

Como has visto hasta ahora, crear una empresa y hacer crecer el negocio no es una asunto sencillo. Requiere emprendedores valientes que apliquen estrategias, que posean una alta capacidad de adaptabilidad a los cambios y resistencia a los obstáculos.

Los problemas no tienen que ser un muro de contención que te impida lograr el objetivo, al contrario, deben ser herramientas que fortalezcan tus bases y te permitan crear un negocio sólido y rentable.

Conclusión

Constancia, disciplina, enfoque, manejo adecuado de los problemas son los pilares que servirán de apoyo fundamental para que tu joven emprendimiento alce vuelo.

También es vital que no olvides lo mencionado arriba sobre iniciar tu emprendimiento con deudas. Pero en caso de que las tengas y no cuentes con un plan para liquidarlas, ten en cuenta el servicio de Yubox.

¿Cómo funciona el servicio de Yubox? Te permite diferir la deuda de tus tarjetas de crédito y obtienes más tiempo para pagarlas en plazos muy cómodos que puedes elegir de acuerdo a tus necesidades (3, 6, 9 y 12 meses).

Finalmente es súper importante que te mantengas en constante análisis y monitoreo de lo que haces y cómo lo haces, como ya lo mencionamos, es la mejor forma de atacar los problemas y corregir los puntos débiles en tu negocio.

Con estos consejos sencillos pero efectivos verás que será más fácil hacer crecer tu empresa y que supere los obstáculos del inicio.