¿Cuáles son los principales beneficios de tener un Afore?

Un Afore es una cuenta que recibe aportes mensuales de empleado, patrón y gobierno. Con el objetivo de que el trabajador pueda disponer de esos fondos cuando llegue el momento de su retiro. En este artículo te diremos los principales beneficios de tener un Afore y cómo sacar el mejor provecho de esta cuenta.

Básicamente una cuenta Afore es una herramienta que te permitirá disponer de una ayuda económica llegada tu jubilación. Esto te permitirá cubrir tus necesidades cuando ya no estés activo laboralmente.

¿Qué organización regula los Afore?

El organismo encargado de regular los Afore en México es la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR). Esta institución vigila el adecuado resguardo de los fondos depositados en las Afore.

Además, la CONSAR es garante de que los fondos de los trabajadores sean invertidos según lo establecido en las reglas del Régimen de Inversión. Por otro lado, está facultada para imponer sanciones o multas en caso de incumplimiento de normas.  

Por ley, si eres trabajador dependiente y cotizas en el IMSS, es obligatorio que tengas una cuenta individual Afore. Sin embargo, desde 2005 es posible que los trabajadores independientes también tengan una cuenta Afore.

¿Sabes cuáles son los beneficios de tener un Afore?

Durante tu vida laboral activa es probable que no pienses con demasiado en el futuro y en cómo te mantendrás económicamente una vez llegada tu jubilación. Sin embargo, es importante pensar cómo afrontarás la vejez a nivel económico.

Una cuenta Afore resulta el instrumento ideal para asegurar una vejez digna y tener cubiertas todas tus necesidades. Son muchos los beneficios que obtendrás a nivel de ahorro e inversión.

Debes saber que los fondos de estas cuentas son utilizados por las entidades financieras que las manejan. Con el objetivo de invertir con ellas y que produzcan un rendimiento. Estos recursos son destinados generalmente a proyectos de energía e infraestructura.

Ahorro para tu retiro
Photo by rawpixel.com from Pexels. Licencia CC0

Al ser dinero invertido se genera un retorno. Ese rendimiento es más alto que otros instrumentos del mercado. Básicamente tu dinero por concepto de pensión es más rentable en una cuenta Afore que en otro tipo de inversión.

Una cuenta Afore puede permitirte llevar una vida adulta digna, sin tener que preocuparte por el hecho de no pertenecer ya al mundo laboral activo.

Por otro lado, y no menos importante es el asunto fiscal. Al tener una cuenta Afore puedes deducir impuestos de las aportaciones voluntarias realizadas hasta el momento de tu retiro.

¿Cómo funciona un Afore?

Tal y como te comentamos al principio la ley establece que, si eres trabajador dependiente y cotizas para el IMSS, debes poseer una cuenta Afore. De la misma forma, si eres trabajador independiente puedes solicitar la apertura de una cuenta y hacer aportes.

La CONSAR se encargará de asignarte una cuenta de forma automática en cuanto de te des de alta ante el IMSS. El organismo escogerá la cuenta que cobre la menor comisión según tu edad. Paulatinamente tendrás la opción de continuar con la cuenta que te fue asignada por la CONSAR o cambiarte a nueva Afore.

Debes saber que sin importar si ya has dejado de trabajar, tu dinero está seguro y no lo pierdes, ya que sigue invertido y generando una rentabilidad.

¿Para qué sirve un Afore?

Además de los beneficios obvios que genera a los jubilados, un Afore tiene gran relevancia para la economía de un país.

Los fondos depositados en tu Afore son usados para invertir y financiar gran parte el desarrollo industrial y tecnológico de México. Estos recursos claramente generan desarrollo para el PIB de nuestro país.

¿Cómo tener más dinero en tu Afore?

La forma de tener más dinero de tu Afore es a través del aumento de los aportes voluntarios, cuando lo decidas y según tus posibilidades. De esta forma tu dinero crece y genera rendimientos mucho más altos.

¿Cómo aumentar mis aportaciones voluntarias? Es muy sencillo y tiene varias formas para hacerlo, entre ellas:

  • Directamente en el Afore
  • Vía nómina
  • Vía App Transfer o Afore Móvil
  • Domiciliación
  • A través de las redes comerciales como Telecomm, Bansefi, 7-Eleven, Chedraui, Círculo K, Extra y Farmacias del Ahorro

¿Y los millennials y Afores?

Se estima que la mayoría de los millennials no ven el ahorro para la vejez como un tema de relevancia. Según un estudio de la CONSAR solo a 2 de cada 10 personas de esta generación se preocupa por ahorrar para su retiro.

Esto es algo que resultaría sumamente negativo para esta generación cuando llegue el momento de su retiro. Los millennials se motivan a ahorrar para tener un colchón que les permita enfrentar imprevistos.

Mientras que las generaciones anteriores lo hacían para:

  • Lograr estabilidad financiera
  • Mantener control de deudas
  • Asegurar su futuro

Sin embargo, los millennials cuentan con una ventaja respecto a sus antecesores y no es otra cosa que el internet, redes sociales y demás las herramientas tecnológicas. Esto los ha llevado a estar familiarizados con términos e instrumentos clave para sus finanzas.

Siendo así, los millennials deben aprovechar los recursos y ventajas con que cuentan, para establecer estrategias sólidas que les permitan tener estabilidad financiera a futuro.

Es claro que contar con un apoyo económico para la vejez es más que necesario, para asegurar tu calidad de vida tras haber cumplido con tus años productivos.

Por ello, el Afore es un instrumento conveniente para asegurar tus necesidades de salud, movilidad y bienestar económico a largo plazo.

Artículos relacionados:

Este Puede ser tu Año para Llevar un Gran Control de tus Finanzas