Si compras en línea, sigue estos consejos para no gastar de más

Comprar a través de Internet es un método cómodo y rápido para adquirir lo deseado. Quizá esa sea la razón por la que resulta tan sencillo volverse adicto a las compras en línea. El problema es que cuando nos damos cuenta estamos gastando sin control y hasta el cuello con las deudas.

Es muy común para muchos sentir el impulso de sentarse frente a la laptop o tomar el celular y sucumbir ante la tentación de sacar la tarjeta de crédito para hacer esa compra que tanto creen necesitar o querer.

Este comportamiento, repetido una y otra vez de forma compulsiva, puede afectar seriamente el balance de nuestra tarjeta y crearnos serios problemas financieros.

¿Qué recordar antes de comprar en línea?

En primer lugar debes recordar que la tarjeta de crédito no es una extensión de nuestro salario. Por lo anterior, cada gasto cargado puede convertirse en una bola de nieve que puede terminar por aplastar tus finanzas.

Por otra parte, debes aprender a identificar si padeces el denominado trastorno de compras compulsivas o TCC, también conocido como oniomanía o CBD (Compulsive Buying Disorder). Se refiere a una adicción conductual, en la cual una persona siente una necesidad incontrolable por comprar cosas.

Los individuos con dicho trastorno manifiestan un comportamiento ansioso y lleno de tensión antes de realizar la compra y finalmente una sensación de alivio tras haberla concretado.

¿Sientes que haces compras compulsivas? ¿Piensas que podrías tener TCC? Si tu respuesta a estas interrogantes es un rotundo sí, entonces necesitas continuar leyendo.

Ahorrar en compras online

¿Realmente necesitas comprar?

No hay nada mejor que tener conciencia sobre nuestros actos. Si efectivamente asumimos que tenemos un problema de adicción a las compras en línea, será mucho más fácil madurar sobre la respuesta a la pregunta ¿realmente necesito esto?

Antes de hacer una compra procura hacer un check-up mental y emocional. Sincérate y trata de identificar la raíz del problema que te lleva a hacer esas compras compulsivas.

Inténtalo respondiendo las siguientes preguntas:

  • ¿Por qué estoy aquí?
  • ¿Lo estoy haciendo porque estoy afectado emocionalmente?
  • ¿Realmente necesito comprar esto?
  • ¿Esta compra podría esperar?
  • ¿Cómo voy a saldar la deuda que me generará esta compra?

Dichas preguntas pueden serte muy útiles para ayudarte a tener una especie de pausa oportuna. Quizá antes de hacerte esos cuestionamientos tienes plena seguridad de que necesitas adquirir determinado artículo. Sin embargo, lo más probable es que esa compra compulsiva te llevará a tener un objeto nuevo, pero muy parecido a otro.

Lo que intentamos decirte es que lo que compras ya lo tienes en casa o no lo necesitas. Si lo piensas bien no tiene sentido acumular por acumular. De hecho, sería muy positivo que practiques el hábito de donar aquello que ya no te gusta o te funciona.

El hecho de deshacerte de cosas también puede ayudarte a volverte una persona más desprendida de lo material, lo que sin duda irá disminuyendo tus ganas de comprar sin control.

Cancela tus suscripciones a newsletters de sitios e-commerce

Si lo que estás buscando es evitar hacer compras en línea, debes literalmente deshacerte de las suscripciones a tiendas online.

Recibir newsletters de comercios aumenta las posibilidades de que caigas en tentaciones a través del envío de “ofertas” y “promociones especiales”. Un tip muy útil para no comprar, es intentar aplazar esa adquisición para dos días después.

Pasado ese tiempo, lo más seguro es que hayas olvidado lo que ibas a comprar en línea o desistas porque caíste en cuenta de que realmente no lo necesitabas. Esto se llama inteligencia emocional. Sí, y aplica para alcanzar cualquier cosa que te propongas.

¿Cómo evitar comprar de más?

Retrasa la gratificación

Muchas personas tienden a “premiarse” cuando logran alguna meta o simplemente cuando tienen un estado de ánimo en el que se sienten súper positivos con todo. Si te suena familiar sabes que nos referimos a esos regalos que nos damos porque lo merecemos. Por lo menos así es como lo percibimos.

La verdad es que no hay nada malo en consentirnos de vez en cuando con cualquier cosa que nos guste o nos haga feliz. Al fin y al cabo, trabajamos y tenemos derecho a poseer aquello por lo que tanto nos hemos esforzado.

El punto negativo surge cuando no distingues entre una gratificación bien merecida de manera esporádica y un premio cada semana. Esto además de afectarte a nivel emocional, porque te llenas de estrés y ansiedad pensando en la próxima compra en línea, terminará por pulverizar tus ahorros.

¿Cuál puede ser la solución? Aunque no lo creas el método de la espera es muy efectivo. Se trata de retrasar esa gratificación que quieres darte.

La próxima vez que estés agregando alguna compra a tu carrito online, deja el o los artículos allí por 72 horas. Si realmente después de ese tiempo quieres realizarla, pues adelante, eres libre de pulsar el botón de continuar sin ningún remordimiento.

Conclusión

La adicción a las compras en línea es un tema más común de lo que te imaginas. En primer lugar, no debes sentir vergüenza por esto. Se trata de una conducta corregible 100%.

Sin duda, debes empezar asumiendo tu responsabilidad por la manera en que actúas con tu dinero; y también necesitas entender que la disciplina será la clave del éxito.

¿Por qué es necesario detener esta conducta adictiva a las compras en línea? Lo primero es mantenerte alejado de escenarios que te llenen de tensión y como ya pudiste ver, este tipo de adicción puede generar mucha ansiedad.

Por otro lado está el tema del dinero. Los gastos sin control con las compras en línea pueden afectar severamente tu situación financiera. Cuando menos lo sospeches podrías estar entrando en una espiral de deudas de la que sería complicado salir.

Si las deudas te tienen estresado y no sabes qué hacer, puedes tener en cuenta los servicios de Yubox, que absorbe las deudas de las tarjetas de crédito y permite al usuario mantener un buen historial crediticio, al no atrasarse con los pagos de su tarjeta de crédito.

Si requieres ayuda, recuerda que Yubox te ofrece el mejor servicio con planes especiales, financiándote de la manera más cómoda y eficiente.

Ten en cuenta tus prioridades, pon en práctica los tips y consejos aquí planteados y cuida tu finanzas personales para lograr las metas que te propongas.