¿Una consolidación de deudas es la solución para pagar tus tarjetas de crédito?

El estar endeudados nos genera un verdadero dolor de cabeza, al no contar con los recursos inmediatos para cumplir con nuestras obligaciones financieras. Sin embargo, para evitar esta situación financiera existen opciones como la denominada consolidación de deudas. ¿Es una alternativa conveniente?

El pago de tus tarjetas de crédito, cuotas atrasadas de un préstamo automotriz o de algún inmueble, incluso los pagos por un crédito bancario representan una suma considerable que se puede solucionar a través de este sistema.

Sabemos que al acumular deudas primero piensas en liquidar las prioritarias. Si solo te enfocas en ellas podrías atrasarte en las demás, generando más intereses o peor aún, olvidando tus obligaciones.

Entonces, ¿Qué hacer? ¿Qué tipo de acciones tomar? ¿Pagar individualmente cada deuda o consolidar todas e ir amortizando?

¿Qué es la consolidación de deudas?

Se trata de una estrategia de pago en la cual se agrupan todas tus deudas. El objetivo es contar con un sistema de mayor eficiencia para efectuar solo un pago mensual fijo en lugar de varios pagos mínimos, simplificando tu experiencia y gozando de muchas ventajas.

La consolidación de deudas consiste en un nuevo préstamo que te permitirá cubrir las deudas anteriores. Con ello contarás con un nuevo prestamista, lo que significa que tu obligación continuará pero resumida en un único pago mensual.

Al aceptar esta alternativa, tu entidad financiera no reflejará el dinero solicitado, sino que enviará los recursos a cada banco con el cual estés endeudado para concretar todos tus pagos pendientes.

De esta manera quedará saldada tu deuda con estos bancos, sin la incomodidad de pagar 3 o 5 deudas diferentes.

Entonces, tu enfoque estará dirigido hacia una sola amortización mensual, la cual conlleva a ciertas condiciones que debes estudiar y analizar para tomar una decisión correcta y oportuna que te favorezca en lugar de perjudicarte.

¿En qué casos puedo consolidar mi deuda?

¿Cuáles son las circunstancias ideales para tomar la decisión de aceptar una consolidación de deudas? Pues bien, aquí tienes algunos casos puntuales pero interesantes que te llevarán a una elección inteligente según tus requerimientos.

Estado financiero

Al haber organizado un balance o presupuesto personal y familiar que te permita conocer tus ingresos y egresos.

Eliminar gastos innecesarios

Cuando te deshagas de la mayor parte de esos gastos hormiga, esos gastos de los cuales sabes que puedes prescindir sin afectar tu nivel de vida, entonces, podrías consolidar tus deudas.

Generar ingresos adicionales

Esta es una buena idea. Ocurre al aumentar tu cartera de clientes en la búsqueda de mejoras salariales o la obtención de nuevas formas de ingresos extra, que te permitan cumplir con todos tus pagos mensuales.

Planificación

Un factor importante si lo que deseas es triunfar en el pago de todas tus deudas pendientes, definitivamente es contar con un plan financiero, una estrategia de organización de tus finanzas con alternativas bien específicas y funcionales para ti.

Venta de artículos

Este es un factor que te podría ayudar para considerar tomar una consolidación de deudas. Al vender todo aquello que realmente no necesites, podrás ganar un dinero extra que te aportará una parte para cumplir con tus obligaciones.

¿Qué tomar en cuenta?

Es esencial que antes de consolidar tus deudas, te asegures de entender todas sus implicaciones, pros y contras, plazos de pago y todo elemento que repercuta en este sistema. Por ejemplo, esta estrategia te permitirá pagar montos más bajos en tu mensualidad.

Pero al disfrutar de esta dinámica, la consolidación de deudas aumentará el plazo de tus pagos, esto quiere decir que aquella gran deuda anterior que pagarías en aproximadamente 3 años, ahora la tendrías que liquidar en 4 años.

Todo es cuestión de la conveniencia y la comodidad que represente para ti esta modalidad, es sencillamente un método que funciona de acuerdo a tu perfil, capacidad de pago, y además, es eficiente en mayor o menor medida de acuerdo a tus hábitos financieros.

Cuándo no consolidar una deuda

Seguramente posees en la actualidad alguna deuda importante que te afecta y te mantiene preocupado, como pagar tus tarjetas de crédito.

Sin embargo, debes entender que existen miles de formas de resolver estas situaciones de forma inteligente, con disciplina, constancia y siempre de la mano de un experto.

A continuación, podrás observar cuáles serían los escenarios menos favorables para consolidar tus deudas:

Desorganización financiera: Si no llevas un control de tus finanzas o el olvidar la fecha de corte de tus deudas es algo recurrente, entonces no te arriesgues a solicitar una consolidación de deudas.

Hay casos en los cuales algunas personas no cuentan con los recursos financieros para hacer frente a varias deudas, esto genera estrés e incertidumbre y es cuando se debe razonar y comenzar a pagar por lo menos una de ellas, como la de la tarjeta de crédito.

¿Cómo pagar una tarjeta de crédito?

Yubox puede mejorar esta situación y brindarte los mecanismos clave que requieres, como la absorción total de deudas en tus tarjetas de crédito de una forma orgánica, simple y realmente funciona.

Con nuestro servicio podrás diferir la deuda de tu tarjeta de crédito en plazos de 3, 6, 9, 12 o 18 meses.

Te invitamos a usar nuestra calculadora para conocer cuánto dinero podrías diferir.

Conclusión

La consolidación de deudas es un plan diseñado para todo aquel que presente altos endeudamientos y requiera una solución efectiva y funcional. No obstante, es importante señalar que ninguna estrategia es infalible o ideal si no se cuenta con responsabilidad, buenos hábitos financieros y conciencia.

Por ejemplo, si estás en la capacidad de pagar tus tarjetas de crédito, pero solo decides cubrir el mínimo, o cuentas con el dinero para tus cuotas y eliges gastarlo en cigarrillos, no servirá de nada tu esfuerzo por aumentar tus ingresos para saldar tus deudas.

Así que si posees varias deudas y deseas generar un cambio, como pagar tarjetas de crédito, tienes la solución de tu lado. Reflexiona sobre tu situación, elige bien y toma ya las riendas de tu vida financiera porque sí puedes lograrlo.