Errores financieros que debes evitar en tus 20s

Acabas de terminar tu carrera universitaria, te sientes grande, quieres comerte el mundo y no es para menos, lograste algo muy importante. Este entusiasmo crecerá con tu primer salario. Es aquí donde debes tener cautela porque podrías cometer errores financieros de los cuales podrías arrepentirte luego.

Es normal que en esta etapa quieras vivir al máximo, divertirte y experimentar cosas nuevas. Sin duda se trata de un momento determinante en tu vida, ya que inicias el camino de la independencia financiera.  

Pero es precisamente durante ese momento de tu vida cuando más conciencia debes tener sobre tus finanzas y la forma en que las manejas. En muy común que en los 20s no se le dé demasiada importancia a temas como medirse con los gastos y pensar en un ahorro para el futuro. De ahí que se comentan errores financieros que puedan afectar en el futuro.

Vive al máximo tus 20s

Si perteneces a la generación mencionada, es muy posible que puedas estar cometiendo errores con tu dinero y lamentarlo una década después. La idea es que desde los 20s puedas ir construyendo finanzas sólidas, para que de tus 30s en adelante vivas como lo mereces.

Por otro lado, también debes saber que los errores no tienen que condenar tu futuro financiero a una vida de carencias y aprietos económicos. Lo importante es que identifiques a tiempo lo que puedas estar haciendo mal y actuar para corregir. Siempre se puede.

Errores que no debes cometer
Photo by Tyler Casey on Unsplash. Licencia CC0

A continuación los errores financieros más comunes en los 20s:

No establecer metas financieras

Puedes pensar que estás muy joven, que no es momento para trazarte objetivos y que luego habrá oportunidad para hacerlo. No obstante, mientras más rápido establezcas metas personales, más probabilidades tendrás de alcanzarlas en tus años productivos.

Tus metas pueden estar relacionadas a cualquier cosa que desees lograr o tener. Comprar un carro, vivir solo, otra carrera profesional. Intenta no ser duro contigo mismo y plantéate objetivos alcanzables en tiempos realistas.

No darle importancia a tu educación financiera

No se trata de hacer una maestría en economía. Bastará te intereses por leer artículos sobre el ahorro y la administración personal. En nuestra web podrás encontrar diversos temas sobre finanzas personales que pueden serte muy útiles.

Recuerda que en la medida en que involucres tus conocimientos con estos temas, mayor será tu conciencia sobre el manejo del dinero y la importancia de ahorrar para los años por venir.

Presupuesto y objetivos financieros
Photo by Ashraf Ali on Unsplash. Licencia CC0

Carecer de un presupuesto

Puede que te sientas incómodo con la idea de un presupuesto, pero es una de las formas más efectivas para controlar tus gastos. ¿Por qué debo darle tanta relevancia?

Cuando careces de un presupuesto es muy fácil salir a gastar sin conocer la capacidad de compra real que tiene tu ingreso. Lo primero que debes hacer es clasificar todos tus gastos fijos del mes.

Divídelos en secciones, ya sea una hoja de papel o en tu celular, y destina un monto a cada rubro: alimentación, servicios, renta (si aplica) y no menos importante, al ahorro.

No tener una meta de ahorro

Sabemos que todos tenemos necesidades y prioridades distintas. Sin embargo, debes tener en cuenta que si deseas llegar a los 30s con tranquilidad financiera, necesitas destinar siempre una porción de tu salario al ahorro.

No tiene que ser una cantidad grande. Puede ser ideal comenzar con un monto pequeño, 15% e ir aumentándolo poco a poco. Te sorprenderás de cuánto dinero puedes llegar a ahorrar si pones en marcha este plan.

Descartar las inversiones

No pienses que en tus 20s eres demasiado joven para entrar al apasionante y rentable mundo de las inversiones. Algunos de los hombres más ricos del mundo, como Warren Buffett, llevaron a cabo su primera inversión cuando eran adolescentes.

Una vez que hayas logrado cierto nivel de ahorro, no lo dejes en el banco. Investiga sobre instrumentos financieros en los que podrías invertir tu capital y multiplicarlo.

Gastos sin control en la tarjeta de crédito

Entre los errores financieros más comunes está el hecho de tener deudas en la tarjeta de crédito. Es muy probable que gracias a recibir un ingreso fijo por tu trabajo ya estés disfrutando del crédito, pero gastando sin medida.

Ten presente que el plástico no es una extensión de tu salario y que los consumos realizados deberás liquidarlos al banco cada mes y con tasas de interés. Estar pagando intereses por largo tiempo es algo que puede mermar tus finanzas.

Por eso es recomendable que antes de usar la tarjeta de crédito para cualquier gasto, analices si resulta mejor pagarlo directamente con efectivo o débito.

Llevar un nivel de vida fuera de tus posibilidades

En muchas ocasiones puedes verte tentado a llevar un estilo de vida que sobrepasa tus niveles de ingreso. Olvida la idea de tener cosas materiales de alta gama si realmente no puedes pagar por ellas.

En este punto es importante que sepas diferenciar entre el nivel de vida que desearías alcanzar y el que realmente puedes pagar con tu trabajo.

No estamos diciendo que no merezcas las cosas que anhelas o deseas, solo te aconsejamos encontrar un punto de equilibrio y por qué no, recompensarte de vez en cuando por el fruto de tu trabajo.

Y no olvides lo siguiente: gran parte del éxito para conseguir tu libertad financiera radica en evitar los anteriores errores financieros y en educarse sobre temas de finanzas personales, hacer un presupuesto personal, empezar a ahorrar y finalmente invertir.