Gastos innecesarios que pasan inadvertidos [Gastos hormiga]

A diario puedes incurrir en numerosas compras que en la mayoría de los casos no necesitas. Nos referimos a esos gastos innecesarios que, sin darte cuenta, se convierten en algo que puede mermar tu presupuesto a fin de mes y colocarte en aprietos financieros.

“No tengo dinero”, “no gano lo suficiente en mi trabajo”, “tengo demasiados compromisos y no puedo ahorrar”  ¿Has repetido alguna de estas frases?

Si la respuesta es afirmativa, entonces necesitas reconocer que no estás haciendo bien las cosas con tu dinero. Es momento de tomar el control sobre tus finanzas personales.

¿Cómo saber qué son los gastos innecesarios?

El primer paso es admitir que hay gastos innecesarios de los cuales podrías prescindir. Esto te ayudará a implementar hábitos financieros saludables. Con ello podrás construir ahorros sólidos para cosas realmente importantes en tu vida.

Gastos hormiga

Esas cantidades pequeñas de dinero que gastamos a diario y consideramos insignificantes, pero que no están contempladas en nuestro presupuesto mensual, se denominan gastos hormiga.

¿Quieres saber cómo ahorrar, deshacerte de los gastos hormiga y evitarlos a toda costa? En primer lugar debes saber cuáles gastos son imprescindibles:

  • Renta
  • Pago de servicios básicos: Luz, agua, internet, gas, etcétera.
  • Compra en supermercado: Alimentos y bebidas básicas para tu desayuno, comida y cena
  • Pago de créditos

Presta atención a las siguientes situaciones, detéctalas en tu vida diaria y no permitas que tu dinero se esfume mes a mes.

Te puede interesar: ¿Qué no hacer cuando quieres pagar tus deudas?

Comprar café todos los días

Un ejemplo de esos gastos innecesarios es el cafecito que compras cada mañana de camino al trabajo. Se trata de un hábito muy común de quienes trabajan en oficinas y representa uno de los gastos más peligrosos.

Sí, esa compra diaria puede darte un gran susto si calculas cuánto destinas al mes en pagarla. Sin embargo, tú puedes cambiar las cosas si tomas conciencia del asunto.

No estamos sugiriendo que jamás te des un gusto, sólo debes saber que volverlo un hábito frecuente podría dañar tus finanzas.

Si tu meta es ahorrar procura preparar el café en casa y llevarlo en un envase térmico para tomarlo en la oficina. Una que otra vez date el gusto de comprar la bebida u otro antojo en un local.

En qué no gastar para ahorrar
Photo by Tania Miron on Unsplash. Licencia CC0

De esta forma podrás seguir disfrutando de un delicioso hábito mañanero. Al cabo de pocos meses, verás lo que conseguiste acumular en la cuenta bancaria, tan sólo con un pequeño cambio en tu rutina diaria.

Te puede interesar: Ventajas de usar tarjetas de crédito para todo

Transporte privado

Los mexicanos solemos recurrir con regularidad a los servicios de transporte privado de empresas como Uber, Didi y Cabify. Estos gastos frecuentes podrían parecerte inofensivos, pero sin duda suman y pueden terminar haciendo un hueco en tus ahorros.

De acuerdo a un sondeo realizado por la comparadora de servicios financieros Coru.com y la empresa de estudios de mercado Feebbo, el 30% de los mexicanos hace uso de transporte privado al menos tres veces por semana.

Por otra parte, un 10% afirma usar ese medio de transporte más de tres veces a la semana. Un 20% una vez a la semana, un 30% una vez cada 15 días y un 10% señala que no recurre al servicio privado.

Si tomamos en consideración que la tarifa mínima de este tipo de viajes es $35 pesos, tenemos que los mexicanos gastamos un promedio de $1,200 a $2,000 pesos mensualmente y 14 mil pesos anuales en transporte privado.

¿La solución a este hábito? Muy fácil, haz uso de medios de transporte más económicos como el metro y los microbuses; aunque sabemos que no es una solución de calidad, mezclar ambos medios de transporte sería lo ideal.

Otras opciones muy útiles para controlar los gastos en apps de transporte son:

  • Instalar al menos dos apps para comparar los costos de viajes y elegir el más económico.
  • Fijar un monto para gastos de transporte. Primero analiza si el costo del viaje en transporte está justificado por seguridad y si se ajusta al presupuesto mensual.
  • Aprovecha cupones y promociones. Muchos de esos servicios privados disponen de promociones especiales, incluso hay tarjetas de crédito que acumulan puntos por concepto de viajes. Aprovecha esas ofertas y ahorra dinero.
Gastos hormiga y cómo te afectan
Photo by Vinicius Amano on Unsplash. Licencia CC0

Botanas, tentempiés y comida chatarra

Compras frecuentes de comida chatarra para el almuerzo o de botanitas y refrescos a media tarde, también forman parte de los gastos innecesarios que deberías evitar.

¿Cómo ahorrar con este tipo de gastos? Aunque te parezca una tarea difícil sí es posible. Procura definir un presupuesto menor para este concepto y cíñete a él.

Asimismo una buena idea es comprar las botanas por volumen en supermercados, ya que resulta más económico que adquirirlas en la tienda de la esquina o la estación de servicio.

Otra buena opción es preparar snacks caseros para llevar contigo al trabajo o donde quiera que vayas. Con esto no solo conseguirás evitar los gastos innecesarios, podrás ahorrar dinero y cuidar tu salud.

Comprar productos de marca

En el mercado hay muchas opciones a la hora de comprar. Pero, muchas veces preferimos irnos por marcas de primera línea y no por los artículos genéricos, que también representan una buena alternativa.

Los productos genéricos son opciones más económicas y puedes optar por ellos, siempre y cuando la calidad del rubro no se vea comprometida. De ser así, es preferible en  el caso de las medicinas, que compres el producto original.

Te puede interesar: Errores financieros que puedes evitar en tus 20s

Servicios de streaming

Sabemos que esta clase de servicios nos generan entretenimiento, relax y diversión. No obstante, debes ser consciente del uso que tienes de ellos, pues podrías estar incurriendo en gastos innecesarios.

Si posees más de una cuenta de videos y música en línea y no las usas todas, es hora de evaluar desprenderte de una o varias para quedarte sólo con la más conveniente, según tu gusto y presupuesto.

Elige el servicio de streaming que más de guste y el de la tarifa más amigable con tu bolsillo.

Conclusión

Como puedes ver son muchos los hábitos y costumbres que puedes modificar o evitar para deshacerte de esos gastos innecesarios, los cuales pueden estar pulverizando tus finanzas sin notarlo.

Solo necesitas evaluar tus rutinas diarias, recuerda que todo suma y si te haces de la vista gorda con los gastos hormiga podrías quedarte sin un peso en la cuenta a final de cada mes.  

Pon en práctica los consejos señalados aquí, toma el control de tus finanzas y construye ahorros sólidos que te permitan vivir mejor a futuro.