5 hábitos que debes cambiar al usar una tarjeta de crédito

Es muy fácil caer en tentaciones frente a cualquier aparador, deseamos comprar una cartera, zapatos o maquillaje. Pero es esencial que aprendamos a controlarnos y manejar nuestra tarjeta de crédito conscientemente y con responsabilidad.

Responde esta interrogante ¿Qué ocurriría si gastaras sin pensar todo el dinero en aquello que te gusta? Seguramente ya tendrías una gran deuda, estarías a punto de perder tus tarjetas o exceder tu límite de crédito. Entonces, ¿qué hacer?

Tienes muchas opciones para darle un giro de 180 grados a esta situación, lo primero es cambiar tus hábitos. Al usar tu tarjeta de crédito debes considerar el hecho de que mientras más gastes, mayor será tu deuda. En este artículo aprenderás a usar tu tarjeta de crédito inteligentemente.

¿Cómo usar correctamente una tarjeta de crédito?

Si realmente deseas salir de deudas y mejorar tu historial crediticio, es necesario aprender a usar tu tarjeta de crédito. Es cierto que este instrumento nos ayuda a financiar compras y representa una herramienta muy útil. Sin embargo, serás tú quien la maneje y no ella a ti.

Muchos piensan que las tarjetas de crédito suponen un verdadero problema financiero, nada más lejos de la realidad. Las dificultades comienzan a aparecer solo cuando se le da un mal uso a las tarjetas.

Pagar más de la cantidad mínima o aprovechar ciertos beneficios como viajes son parte del buen manejo de tu crédito ¡Pero no te desanimes! A continuación, te traemos 5 prácticas negativas que debes desechar para mejorar financieramente.

1. Transferencia de deudas a otras tarjetas de crédito

Existen muchos planes bancarios de transferencias entre tarjetas de crédito, ofreciendo simplificar tus finanzas y saldar tu deuda rápidamente. Son planes excelentes para pagar deudas de altos intereses, brindando muchas promociones.

Sin embargo, hay desventajas, como el pago de una tasa sobre el monto del saldo de tu tarjeta de crédito. Es decir, sobre tu saldo deberás cubrir una tarifa por el servicio, la cual se incrementará mientras mayor sea tu deuda.

Muchos pueden aprovechar las promociones de transferencias de saldo para evitar el pago de las tarjetas de crédito. Si lo haces, estarías teniendo un mal hábito que, sin duda, sería conveniente corregir inmediatamente.

Otro de los contra es que con seguridad, tu historial crediticio descenderá a corto plazo por generar un traspaso de tu deuda ¿Quieres seguir conociendo los hábitos que debes cambiar? Te los mostramos a continuación.

Aprende a usar tus tarjetas de crédito
Photo by Dieter de Vroomen on Unsplash
Licencia CC0

2. Comprar bienes y servicios que no puedes pagar

Comprar es una de las mejores experiencias, sobre todo si es a manos llenas y contando con recursos disponibles. Pero incluso teniendo mucho dinero, se deben evitar ciertos errores para no caer en default. Uno de ellos es comprar bienes o servicios que no puedas solventar.

Si manejas bien tus finanzas debes saber que adquirir un producto o servicio que apenas puedas pagar no es correcto. Te colocarías en riesgo y te endeudarías gravemente, pero en la actualidad hay alternativas eficientes y seguras para ti.

Yubox es un servicio financiero muy confiable. Con este servicio podrás diferir tu deuda de las tarjetas de crédito. Así, podrás pagar tu deuda de manera cómoda en un lapso de 3, 6 o 9 meses.

Yubox también te da la opción de extender tu tiempo del pago de tu deuda hasta 12 y 18 meses, lo que representa un servicio completo hecho a tu medida.

Si usas tarjetas de crédito de CitiBanamex da clic aquí.

3. Usar tu TC en vez de la tarjeta de débito

Un grave error cometido por muchos titulares, es usar la tarjeta de crédito en lugar de la tarjeta de débito. Es obvio que si utilizas tu tarjeta de débito estás accediendo automáticamente a los fondos para compras de casi cualquier cosa. Entonces, ¿por qué usar tu tarjeta de crédito?

Muchas personas mantienen el hábito de comprar artículos diarios o frecuentes, como la gasolina o comida con tarjeta de crédito. Esto genera el pago de mayores intereses por transacciones que no lo ameritan.

Además, en caso de poseer deudas, no es recomendable utilizar tu tarjeta de crédito. Debes calcular el tamaño de tu deuda y tomar buenas decisiones que te brinden una solución y no mayores problemas.

4. Hacer compras sin revisar previamente tu línea de crédito

Un error muy habitual entre personas inexpertas o inconscientes con su tarjeta de crédito, tú no debes ser así. Muchos suelen realizar compras sin examinar el límite o crédito disponible, cuando esta acción solo requiere unos segundos.

¿Conoces el saldo con el que cuentas en tu tarjeta? Puede que olvides algunas compras de días o semanas anteriores y tu límite de crédito haya sido disminuido. Recuerda que esta medida te permitirá conocer el estado del crédito, así podrás llevar un récord actualizado de tus gastos.

Photo by Cull & Nguyen on Unsplash.
Licencia CC0

5. No usarla por mucho tiempo

Te parecerá extraño, pero no usar tus tarjetas de crédito resulta contraproducente, tanto como usarlas en exceso ¿Has pensado en esto? Al estar en inactividad por varios meses, tu emisor bancario podría tomar la decisión de cancelarlas.

¿Cómo evitarlo? Procura utilizar tus tarjetas de crédito al menos una vez de forma trimestral o semestral. Esta es una señal de que, aunque las usas poco, se mantienen activas. Existe otro factor negativo y se trata de tu historial crediticio.

Cuando transcurre mucho tiempo sin usar tus tarjetas, se ignoran algunas calificaciones dentro de tu puntaje de crédito. Esto no es favorecedor para ti y te coloca en una mala posición financiera, así que trata de evitarlo.

Conclusión

Al utilizar las tarjetas de crédito es muy común cometer errores que definitivamente merece la pena transformar. Este instrumento financiero es muy útil y te brindará cientos de beneficios, siempre y cuando sepas utilizarlo.

Aprende a usar tu crédito y no pierdas tus tarjetas por malos hábitos, y si posees deudas recuerda que siempre hay alternativas. Una de ellas es Yubox, una empresa lista para resolver tus problemas con total seguridad y confiabilidad.

Somos el complemento ideal para tus finanzas, diferimos el saldo de tus tarjetas de crédito con planes adaptados a tu perfil. Cuenta con nosotros y paga tu deuda fácil y cómodamente en cuotas de 3 a 18 meses.