Ventajas de Usar Tarjetas de Crédito para Todo

Muchos tienden a satanizar el uso de las tarjetas de crédito por implicar desembolsos mensuales para pagar sus consumos. No obstante, este instrumento financiero tiene múltiples ventajas y beneficios si sabes usarlo. En este artículo sabrás cuáles son las ventajas de usar tarjetas de crédito.

Pero ¿Cómo puedes tener beneficios de algo que se traduce en gastos? Lo primero es que no consideres la tarjeta de crédito como un producto generador de deudas. Es un instrumento con el que puedes acceder a los consumos que desees, pero implica un costo y responsabilidad.

¿Tienes tarjetas de crédito pero aún no sabes cómo puedes optimizar las ventajas que te ofrecen? A continuación, te indicamos algunas sugerencias de uso para que puedas sacarle un mayor provecho a estos instrumentos financieros.

¿Lo mejor de todo? Te diremos lo que necesitas saber sobre cómo usar una tarjeta de crédito y sacarle mejor provecho. Continúa leyendo.

Importancia de las TCs en tu economía personal 

Las tarjetas de crédito son un instrumento financiero aliado para tus finanzas personales. ¿Por qué? Te permiten financiar y planear con antelación tus compras siempre recordando el pago de la totalidad en el corte. Otros beneficios son: recibir promociones, meses sin intereses, puntos premia, etcétera. 

Las TCs son una herramienta que apoyan en el gasto familiar, y llevar registro de en qué se utiliza es fácil (y muy recomendable). Ante alguna emergencia o eventualidad puede servir de apoyo para salir del apuro, inclusive para disponer de efectivo (aunque a un alto costo). 

Son indispensables para acceder a ciertos servicios, como renta de automóviles o alquilar alguna habitación. También son útiles para comprar en línea, pagar impuestos y servicios. 

Utilizar la tarjeta de crédito de manera inteligente nos ayudará a formar historial crediticio y abrirnos la puerta a créditos con tope más alto y nuevas prestaciones como créditos hipotecarios o para comprar un automóvil.  

Photo by Matthew Henry from Burst. Licencia CC0

Diferencia entre tarjeta de crédito y tarjeta de débito 

La principal diferencia entre las tarjetas de crédito y las tarjetas de débito consiste en la forma de pago. Las dos pueden ser utilizadas para adquirir bienes o servicios, y físicamente también son similares, incluso de la misma institución financiera.  

Sin embargo, la forma en que funcionan es muy distinta; las tarjetas de débito cargan (descuentan) el monto directamente de la cuenta del cliente de forma inmediata (o casi), teniendo el límite establecido por el fondo de la tarjeta (cantidad de dinero que tiene la cuenta).  

En cambio, las tarjetas de crédito te permiten financiar las compras a plazos, sin necesidad de pagar en una sola exhibición el total de del cobro. Para poder contar con este beneficio es necesario que el banco emisor conceda cierta cantidad de crédito (línea de crédito) al cliente.  

¿Cómo funciona? 

Las tarjetas de crédito funcionan de manera similar a un préstamo. El banco financia el dinero al cliente para que realice sus compras. Posteriormente el costo de la compra va a un estado de cuenta, y junto con este puede ir una comisión o interés agregado, que deberá pagarse en plazos definidos, o bien en su totalidad. 

El titular de la tarjeta de crédito puede disponer libremente del “préstamo” limitado que el banco le otorga. A final de mes el banco cargará los gastos que el cliente haya realizado a una cuenta que deberá cubrir el usuario.  

La línea de crédito es la cantidad máxima que podrás disponer con tu tarjeta de crédito para hacer compras o disponer de efectivo.

Photo by Jinnifer Douglass from Burst. Licencia CC0

Conceptos básicos de un TC 

Sabemos que tener una tarjeta de crédito, ver el contrato, números y comisiones más las letras chiquitas puede ser abrumador. Es por eso que en Yubox te explicamos los conceptos básicos que debes de conocer para darle uso apropiado y tenerlos en mente para no endeudarte. ¿Empezamos?

Tasas de interés 

Cuando dispones de tu tarjeta de crédito estás pidiéndole prestado al banco, por así decirlo. La tasa de interés es el costo o comisión que cobra el banco por dicho préstamo (ya sea que lo hayas utilizado para comprar o para disponer de efectivo).  

Esta tasa de interés se muestra en porcentaje y es el costo de financiarnos con dinero del banco y no pagar el total de lo que gastamos con la tarjeta. Este interés mensual se muestra en tu estado de cuenta. 

Para calcular cuánto nos está costando utilizar la tarjeta de crédito para financiarnos hay que sumar el total del saldo diario (el dinero que “debemos” en la tarjeta) durante el periodo. 

Paga servicios de cargo mensual con tu tarjeta de crédito

Con una tarjeta de crédito puedes disponer de dinero (dependiendo del tipo de contrato) en casos de emergencia. Muchas ofrecen descuentos, programas de puntos o premios, te brindan la ventaja de usarlas a nivel local e internacional.

Pero la domiciliación de servicios a TDC es una alternativa de pago muy práctica y poco usada. Muchos temen que este método de pago se preste para el cobro extra de consumos no reconocidos. La verdad es que esta modalidad ofrece un sinnúmero de ventajas.

En primer lugar, ahorras tiempo al no tener que dirigirte a locales de pago. Por otro lado, ahorras dinero al no correr el riesgo de pagar multas por atrasos en pagos de servicios. También funciona para cumplir con el uso requerido de la tarjeta de crédito sin caer en gastos extras.

Para que la domiciliación funcione debidamente, solo debes llevar un control del estado de cuenta de los pagos. Estos serían debitados a la tarjeta y, en caso de cargos no reconocidos, colocar el reclamo inmediatamente al banco.

Estado de cuenta 

El estado de cuenta es un resumen de los movimientos que has realizado con tu tarjeta de crédito. Este incluye los datos de la tarjeta, la fecha límite de pago, el mínimo que deberás pagar para no generar intereses, el pago mínimo, las compras y también los pagos que has realizado durante el periodo (que como ya habíamos comentado es de 31 días, normalmente).  

Algunos bancos envían los estados de cuenta por correo físico, lo que no es muy recomendable por temas de seguridad, y también para ahorrar papel y no generar basura. Lo ideal es recibirlo digital y revisar muy bien datos como consumos (sirve para llevar control de lo que compramos y también que no haya algo raro o que no reconozcas), la fecha límite de pago el monto mínimo a pagar, y el mínimo para no generar intereses.   

Revisa muy bien tu estado de cuenta antes de realizar el pago.  

Anualidad 

Este costo asociado a la tarjeta de crédito es como si fuera la cuota anual que pagamos por tener derecho a usar nuestra tarjeta, y por acceder a la línea de crédito asociada a ella, la uses o no. También se le conoce como cuota anual. 

El costo de la anualidad aparece en el contrato que firmas al tramitar tu tarjeta, o en el estado de cuenta. Es obligación del banco informarte la comisión que cobran por anualidad. Normalmente este cobro se realiza al cumplir un año con la tarjeta.  

En algunos casos este cargo no se aplica por promociones o al cumplir ciertas reglas establecidas en el contrato, que podrían ser por la cantidad utilizada de la línea de crédito, o por acumular cierta cantidad de dinero en un mes.  

Cargos moratorios 

La tasa de interés moratoria es una comisión que cobra el banco emisor cuando dejas de pagar la tarjeta de crédito, o no alcanzas a cubrir el pago mínimo. Por no cumplir con los pagos acordados se realiza un cargo, y puede suponer un aumento considerable a la deuda inicial. 

De esta manera los bancos “premian” pagar a tiempo, y “castigan” a los clientes que no están pagando en tiempo y forma la tarjeta de crédito. Es un incentivo para no atrasarse con el pago de las mensualidades.  

De manera similar a la tasa de interés, el interés moratorio está establecido en el contrato firmado por el cliente y el emisor de la tarjeta, y se cobra siempre después de la fecha de vencimiento de la fecha límite de pago.  

Según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) existen dos formas de calcular este cargo:  

  1. De 1 a 89 días de atraso en el pago genera el cobro en base al pago mínimo del cliente, más los intereses.  
  2. Después de 90 días de atraso se calculan sobre el total del adeudo, que es lo que aparece en el estado de cuenta como “saldo actual al corte”.  

Aunque la Condusef también dice que hay bancos que poseen sus “propias cláusulas”. 

Hay que fijarse muy bien en esa parte del contrato, y por supuesto, evitar ser clientes morosos a toda costa.  

Lo mejor es no realizar compras grandes, que pongan en peligro tu capacidad de pago, y por lo tanto, que genere intereses moratorios que te ahoguen.  

Comisiones 

Cada banco cobra diferentes comisiones de acuerdo con el uso que le dé el titular a su tarjeta. También la cantidad que cobran es distinta, por lo que hay que tener mucho cuidado, investigar y comparar cuál te conviene más.  

La comisión de anualidad es una de las más fáciles de identificar, porque es una cantidad de dinero, no un porcentaje. También se cobra por la reposición de la tarjeta por robo o extravío, y aproximadamente es de $200 (aunque también varía).  

También hay que tener cuidado con realizar aclaraciones que no procedan, porque algunos bancos llegan a cobrar hasta $300 por cada caso.  

Si tienes problemas para pagar tu tarjeta puedes recibir gastos de cobranza, que van desde $400 hasta $250 por evento.  

Otra comisión muy alta es la que recibimos por disponer de efectivo con la tarjeta de crédito, yendo desde el 5% del importe retirado hasta el 10%.  

El Costo Anual Promedio (CAT) también es una comisión que debes revisar bien antes de solicitar una tarjeta de crédito. A continuación, te decimos más de esta comisión. 

Pago mínimo 

Es la cantidad de dinero que deberás pagar para no generar cargos extra por morosidad, pero tu cuenta seguirá generando intereses por el saldo pendiente. Esta cantidad es un porcentaje del saldo de tu cuenta.  

Pagar esta cantidad genera tasas de interés más altas, y nos mantiene endeudados por varios años mientras exista saldo en la cuenta. Este pago es solo una referencia, pero los expertos recomiendan pagarla solo cuando se tiene alguna emergencia.  

Una buena práctica es pagar al menos el triple del pago mínimo, para mantener los intereses a raya y evitar que nos abrumen los intereses.  

CAT 

El Costo Anual Promedio es la totalidad de conceptos que implican un pago, y debe ser representada en porcentaje. La Ley para la Transparencia y el Ordenamiento de los Servicios Financieros obliga a los bancos y demás instituciones financieras a mostrar este cálculo promedio anualizado para que el cliente pueda ver cuánto cuesta contratar un crédito con ellos.  

La finalidad del CAT es darnos una visión general de cuál tarjeta genera mayor o menor costo para el cliente que la utilice para financiarse. De esta manera es más fácil elegir cuál nos conviene. El CAT es un dato muy importante si no vas a pagar la totalidad de tus compras durante cada periodo.  

Para tener una idea más clara de lo que te costaría tener una tarjeta de crédito puedes solicitar un cálculo personalizado del CAT al ejecutivo del banco, que se calcula basándose en ingresos promedio y la capacidad de pago promedio. 

Fecha de corte 

Esta fecha indica cuándo se cierra un periodo e inicia el siguiente. Esta fecha aparece en tu estado de cuenta, y suma todos los gastos y pagos que realizaste durante este periodo. Lo ideal es utilizar tu tarjeta durante los primeros días del periodo, y evitar en lo posible compras grandes en los días próximos a la fecha de corte.

Fecha límite de pago 

La fecha límite de pago normalmente es de 20 días después de la fecha de corte, e indica el último día que tienes para realizar el pago de tu tarjea de crédito, o de lo contrario podrás recibir intereses morosos.  

En total tienes alrededor de 50 días para liquidar tus compras, es decir, 31 días que dura el periodo, mas 20 días entre la fecha de corte y la fecha límite de pago.  

Es recomendable no esperar llegar a este día para hacer el pago para no tener contratiempos y recibir cargos adicionales. 

Pago total para no generar intereses 

Este monto (que es más alto que el de pago mínimo) es el importe que algunos llaman “totalero”, y significa que pagando esta cantidad se cancela por completo el saldo de nuestra tarjeta de crédito.  

Pagar este monto es lo más recomendable, pero eso puede implicar desembolsar una fuerte cantidad de dinero y descapitalizarnos. Aunque también es una buena práctica para no estar pagando intereses.  

Este cargo es el total del saldo anterior, mas gastos que realizaste durante el mes, y los cargos de mensualidades sin intereses.  

¿Cómo aprovechar las tarjetas de crédito?

Úsalas en compras planeadas

Las tarjetas de crédito son una verdadera tentación al hacer compras, sin embargo, debes evitar dejarte llevar por las emociones. Si bien es cierto que son súper funcionales, al excederte puedes caer en deudas titánicas difíciles de saldar.

Usa tu tarjeta de crédito para las compras planeadas con antelación, ¿por qué? Fácil, los gastos que son planificados realmente fueron pensados y razonados en función de utilidad, durabilidad y necesidad. Por ende, no correrás el riesgo de hacer adquisiciones superfluas.

Aprovecha los beneficios de tu institución financiera

Cada tarjeta de crédito tiene ventajas diferentes y varían de un banco a otro. Lo importante es que investigues los beneficios que ofrece cada una. En el mercado financiero actual los bancos ofrecen infinidad de tarjetas que pueden ajustarse a tus necesidades.

BBVA

BBVA, antes BBVA Bancomer ofrece con sus tarjetas acceso a promociones a meses y sin intereses. Brinda cupones y descuentos en comercios a nivel nacional, planes de pagos fijos y compras a tasas de interés preferencial.

Ofrece seguridad y reconocimiento a nivel internacional, su app BBVA Wallet permite a sus usuarios más control sobre sus tarjetas. Con ella puedes realizar pagos, acceder a promociones exclusivas y establecer límites diarios de gastos.

Banorte

Incluso podrás deshabilitar tus tarjetas temporalmente para evitar usos malintencionados cuando lo requieras. Por su parte, con las tarjetas de crédito Banorte tienes la ventaja de acumular puntos por cada compra. Este banco también ofrece tarjetas especiales para mujeres profesionistas.

Banamex

Estos puntos podrás cambiarlos por monederos electrónicos, boletos de avión, paquetes vacacionales y alojamiento. Otro instrumento realmente ventajoso es la TDC universitaria B Smart U de Banamex. La misma te brindará puntos por tus compras realizadas y mucho más.

Entre sus beneficios están el alcance internacional y acceso a boletos de espectáculos por preventa en Ticketmaster. También brinda un programa de recompensas y compras a meses sin intereses, además de alertas por uso de tu tarjeta.

American Express

American Express cuenta con un alto prestigio global, lo que otorga confianza y seguridad a los usuarios. Entre las ventajas de los productos de esta marca están: protección contra fraudes y cargos no reconocidos.

Asimismo posee un programa de recompensas, protección de equipaje, asistencia a nivel mundial y seguro contra accidentes.

Estos son algunos beneficios que disfrutarás dependiendo de la entidad emisora y el tipo de tarjeta de crédito que elijas. Más importante que las ventajas, es que estas se acoplen a tu estilo de vida y hábitos de consumo.

¿Qué sucede si no pago el mínimo de mi tarjeta de crédito?

Para nadie es secreto que en ocasiones es complicado asumir el pago mínimo mensual de una tarjeta de crédito. Es ahí cuando se puede caer en mora con los diferentes pagos. Lo que sucede con esto es que tu historial crediticio se ve afectado.

Una vez que tienes un récord crediticio negativo pasas a formar parte de una especie de lista negra. Ahí se reporta a los bancos que eres un cliente moroso, así que se negarán a otorgarte nuevos créditos.

¿Hay solución en esos momentos de aprietos financieros?, por supuesto que sí. En Yubox te ofrecemos un servicio ideado para que no caigas en mora y quedes mal con tu banco.

Yubox te permite diferir la deuda acumulada en tu tarjeta de crédito para que puedas pagar en plazos cómodos. No tendrás que preocuparte por la premura con las fechas del pago mínimo. De esta forma, podrás evitar caer en mora y dañar tu historial crediticio.

Conclusión

Como verás, las tarjetas de crédito no son el enemigo de tu bolsillo, son instrumentos con múltiples beneficios por usarlas. Lo importante es que conozcas a fondo las condiciones de cada producto y que las utilices con mesura y responsabilidad.

Antes de elegir la TDC que se adapte a tus necesidades de consumo, es ideal que evalúes tus finanzas personales. Así, el uso de estas no generarán problemas a tu bolsillo, en todo caso también cuentas con el servicio Yubox.

Esperamos que estos consejos sean de utilidad y puedas aprovechar tus tarjetas de crédito y sus beneficios al máximo.