Aprende a Organizar los Gastos Variables de tu Empresa

Si tienes una empresa y se te dificultan los temas contables y financieros, seguro estás buscando información útil. Uno de esos temas esenciales es el manejo correcto de los gastos variables de tu empresa.

Los gastos variables de tu empresa incluyen:

  • Servicios técnicos
  • Transporte
  • Materia prima
  • Mantenimiento, etc.

Para buscar una solución que siempre te mantenga a flote y en el juego, negociando y ganando cada vez más, resulta esencial hacer un estudio, cálculo o presupuesto que te ayude a entender y manejar las diversas variaciones que se presenten, pero ¿sabes cómo hacer un presupuesto?

Calcula los gastos de tu empresa

Presupuesto de la empresa

El presupuesto de una empresa es un paso esencial dominar muchas de las obligaciones económicas. Ejemplo de esas obligaciones son: salarios, seguros, servicios básicos, adquisición de materia prima y más.

Saber cómo hacer un presupuesto es clave para controlar los gastos; emplearlo te ayudará a proteger tu compañía para que perdure, mantenga una óptima ejecución y contribuya al crecimiento económico del país.

Con el uso de un presupuesto podrás planificar y asegurar de mejor forma ese flujo constante de caja para cubrir costos de producción. Su implementación se divide en dos ramas, las cuales son costos fijos y costos variables.

¿Qué son los costos fijos de una empresa?

Los costos fijos son esas obligaciones que no suelen variar, por ende, son inalterables y se refieren a elementos como los salarios anuales, renta del establecimiento, pago de seguros, etc.

¿Qué son los costos variables?

Los costos variables no representan una cantidad específica mensual. Como su nombre lo indica, varían o fluctúan diariamente, mes a mes y, consecuentemente, año tras año.

Si aprendes a identificar y aplicar estos términos, además de conocer el tipo de costo de tu empresa e implantar un presupuesto mensual o anual, dependiendo de tus necesidades, lograrás poner en marcha esa máquina productiva.

Así que dicho esto, es necesario que haya claridad sobre cómo hacer un presupuesto, además de entender y diferenciar dos conceptos vitales para tu empresa, tales como “costo” y “gasto”.

Diferencia entre costo y gasto

Conoce la diferencia entre costo y gasto

Los costos permiten que haya operatividad, incluyen servicios básicos, entre otros, los cuales son requeridos por el recurso humano para trabajar en un ambiente óptimo. Dentro de los costos encontramos: costos por producción, que influirán en la adquisición de materias primas.

En contabilidad, los costos se consideran inversiones, estas se relacionan directamente con los ingresos de la compañía.

¿Y qué son los gastos variables de la empresa? Aquellos que salen y no retornan, es decir, se relacionan directamente con los egresos de la empresa.

La diferencia entre costos y gastos es el hecho de saber cuál se consideraría activo y cuál no. Cada uno de estos se contabilizaría de forma diferente. Mientras que los costos son activos, los gastos representan ese elemento que funciona para la empresa pero que no genera dinero.

Gastos variables

Los gastos variables de la empresa son complejos de manejar. Si te organizas y sigues los siguientes consejos, podrás obtener muy buenos resultados.

¿Sabías que, en términos contables los costos pueden transformarse en gastos? Al generarse algún tipo de venta, el costo por el producto o servicio sería confrontado por el ingreso de dicha venta, este proceso convertiría al activo en un gasto.

En cambio, cuando se compra un producto destinado a la reventa en un local comercial, el egreso o inversión es considerado un costo que permanece en el activo, adjuntándose al patrimonio de la compañía.

Importancia de presupuestos en empresa

Pero cuando ese producto es vendido, desaparece el activo y se convierte en un gasto, directo al estado de resultado.

La diferencia entre gasto y costo genera un balance o punto medio para que la empresa pueda prosperar y sustentarse entre la competencia ¿Sabes cómo calcularla? Para ello, existe una fórmula económica muy útil que se podría explicar de la siguiente manera:

El ingreso es igual al costo más el beneficio, el resultado de estos sería la diferencia entre costo y gasto. A continuación, la ecuación.

INGRESO = COSTO + BENEFICIO

DIFERENCIA ENTRE COSTO Y GASTO

En seguida, una tabla de comparación que te aportará datos clave y diferenciadores entre costos y gastos:

COSTOS

  • Son presentados como un activo
  • Recuperables
  • Generadores directos del ingreso
  • Se convierten en gasto a través de la venta

GASTOS

  • Se exponen en el estado de resultado
  • No recuperables
  • No se identifican con los ingresos
  • Podrían ser una pérdida

¿Qué gastos influyen en tu empresa?

Todo dependerá de tu tipo de compañía, a qué ramo te dediques, cuántos empleados poseas, salarios y más, pero esencialmente siempre se trata de los mismos gastos variables de la empresa. Podríamos mencionar los gastos más comunes como los servicios básicos, entre los cuales tendríamos:

  • Luz
  • Agua
  • Renta de local
  • Comunicaciones (teléfonos, internet, VoIP, etc.)
  • Gasolina y transporte
  • Suministros de oficina (resmas de papel, herramientas, bolígrafos, consumibles para la impresora)

Todos estos elementos crean grandes gastos para la empresa, y muchos de ellos son impostergables e imprescindibles. Por ello, para llevar un mayor control, es mejor armar un plan que te ayude a manejar adecuadamente la situación.

Crea tu plan para organizar costos y gastos

Sabemos que estás en la búsqueda de mejores estrategias para incrementar el éxito de tu empresa, además de haberte trazado como meta el crecimiento de la compañía, y ¿por qué no? Ser un reconocido entrepreneur.

Por eso, aquí tienes un plan excelente con 6 tips que te ayudarán a ordenar los gastos variables de la empresa:

1. Inversión en medidas para optimizar los costos

Puedes invertir en cursos de eficiencia energética para el ahorro de la electricidad en tu compañía; también existen créditos para el acceso a tecnologías de ahorro en refrigeración, iluminación y más.

2. Vigila tu gasto variable promedio

Para entender cómo se comportan los gastos variables de tu empresa, podrías basarte en su registro más elevado de los últimos 3 años; compara y evalúa esa información.

3. Ahorra

Un fondo de reserva es una buena idea; al contar con un estimado sobre lo que gastarías, destina de 3 a 5% para enfrentar asuntos relacionados con la inflación, entre otros factores.

4. Haz una comparación entre tus estimaciones y los valores reales

Si acertaste en las cantidades, avanza al siguiente objetivo, pero si hubo gastos mayores a tus cálculos, verifica tu plan y reorganízalo, por el contrario, si los gastos estimados fueron menos ¡Felicitaciones!

5. Crea una cuenta de ahorros solo para gastos

Puedes destinar un fondo de emergencia con el dinero sobrante (de haber sobrado) de tu presupuesto anual.

6. Línea de crédito

Solicita una línea de crédito empresarial (posee tasas de interés muy bajas). Esto porque a veces, los gastos variables de la empresa son complicados de manejar y es útil tener mayores recursos.

Conclusión

Aprender a organizar los gastos variables de la empresa es un factor importante que debes tomar en cuenta, atiende a estas recomendaciones si te encuentras frente a una infinidad de gastos y deseas salir airoso y ganador.

Si estás sobrecargando tus tarjetas de crédito en la compra de materia prima o elementos necesarios para tu compañía, aprovecha alternativas financieras de apoyo que resuelvan rápidamente tus problemas crediticios y más.

Salda todas tus deudas con la financiación total de tus tarjetas de crédito de la mano de Yubox, un verdadero aliado que cuenta con seguridad, confianza y excelentes opciones diseñadas solo para ti.

Artículos relacionados:

Pros y Contras de Usar Tarjetas de Crédito para Financiar tu Startup

Cómo Estimar el Valor de tu Empresa. ¿Qué Métodos Existen?

Gastos Innecesarios que Pasan Inadvertidos