Cuando No Usar Una Tarjeta de Crédito

La tarjeta de crédito es un instrumento financiero muy útil para financiar los gastos de manera fácil, rápida y cómoda. Quizá sean estos atributos los que nos lleven a sentir que podemos usarlas para todo.

Pero lo cierto es que hay ciertos momentos y situaciones en las que es mejor guardar la tarjeta. El hecho de que el emisor te brinde acceso a una línea de crédito, no significa que puedes usarla para cada cosa. Especialmente cada que quieras hacerlo.

Uso de la tarjeta de crédito

Otro detalle que nunca debes olvidar al usar tu TC es que tu límite de crédito. Recuerda que en una tarjeta no es una extensión de tu salario. Con esto dicho debes entender que hay que usar este instrumento financiero con cautela.

Por un lado, el uso descontrolado de las tarjetas de crédito puede traerte serios problemas con los gastos que debes asumir luego de tus compras.  Si no cuentas con la capacidad de pago adecuada, la deuda puede terminar por crearte un historial crediticio negativo, lo que puede influir en la adquisición de financiamiento a mediano y largo plazo.

Por otra parte, está el hecho de que hay situaciones en las que deberías pensarlo dos veces antes de usar tus tarjetas de crédito y dejarlas en la billetera. ¿Quieres saber en qué momentos, lugares o situaciones no debes usar las tarjetas de crédito? Aquí te decimos.

Evita estas situaciones de pago con TC
Photo by Sarah Pflug from Burst. Licencia CC0

No la uses para sentirte mejor

Usar las tarjetas de crédito cuando estamos anímicamente afectados siempre será lo peor que podemos hacer. En momentos así nuestras decisiones tienden a estar basadas en razones exclusivamente emocionales.

Cuando te sientas triste, agobiado por los problemas o confundido, debes evitar hacer compras. Puede que quizá y dependiendo de lo que compres, logres mejorar tu estado emocional. Pero esto no será más que un efecto de solución momentánea a un problema más profundo.

Puedes optar por hacer ejercicio, esto no solo ayudará a liberar estrés, despejará tu mente de pensamientos negativos y contribuirá a lograr un estado mental óptimo para solucionar tus problemas de la manera correcta.

No uses tu TC cuando ya tienes una deuda

Usar las tarjetas de crédito para financiar nuevas compras antes de pagar las viejas deudas es un error que puede salirte muy caro. De esta forma sólo estarás endeudándote cada vez más, haciendo que el pago total luzca como una tarea titánica.

Lo primero que debes hacer es tener claro cuánto debes. ¿No lo sabes? Pues es hora de sacar cuentas. Comienza por realizar un balance de los gastos y saldos pendientes por pagar.

Una vez estén claros todos estos números, debes crear un plan para ir cubriendo todas las deudas pendientes. Es recomendable que comiences por la deuda más pequeña y continúes con la más alta.

Pago tc
Photo by Sarah Pflug from Burst. Licencia CC0

No uses tu tarjeta de crédito cuando no conoces tu balance

Como te comentamos en el punto anterior, antes de hacer nuevas compras o empezar a pagar tus deudas con la tarjeta de crédito, es importante que conozcas los números. Si has recurrido a sobrepasar el límite del plástico, lo más seguro es que estés poniendo en rojo tu perfil crediticio.

Uno de los hábitos financieros que te ayudarán a tener tus tarjetas de crédito bajo control es conocer los balances de gastos, límite de financiamiento y deudas pendientes por pagar.

Si no tienes claro los balances, es preferible que optes por no usar tu tarjeta de crédito hasta que pongas toda la información en orden.

Si no confías en el establecimiento o terminal, no uses tu TC

¿Te ha pasado que vas a un establecimiento y al momento de pagar sientes cierta inquietud cuando entregas tu TC ? Te aconsejamos prestar atención a este tipo de sensaciones.

Las tarjetas de crédito son instrumentos seguros y los bancos se aseguran a través de la más alta tecnología que sean lo más inviolables posibles. Lamentablemente existen personas inescrupulosas que se dedican a crear métodos para ultrajar esta seguridad.

No pagues en estos lugares con TC
Photo by Nicole De Khors from Burst. Licencia CCO

Este tipo de actos criminales tienen el objetivo de robar tu información a través de dispositivos creados para estas acciones delictivas. Una vez robados tus datos proceden a apoderarse de tu dinero.

Para evitar tales problemas es importante que estés muy atento del momento en que entregas tu tarjeta, no la pierdas de vista mientras un cajero la usa para cobrar.

Y finalmente procura no usar tu tarjeta de crédito en esos lugares que te dan una mala corazonada por el motivo que sea. Más vale ser precavido y evitar dolores de cabeza.

Conclusión

Las tarjetas de crédito sin duda son instrumentos de financiamiento modernos que hacen más fácil nuestra vida, al permitirnos comprar ahora y pagar después. Pero cuando caemos en deudas difíciles de liquidar, se nos presenta un verdadero problema.

Si este es tu caso, lo ideal es que busques la forma de financiar los saldos de deuda en tus tarjetas de crédito. Yubox pone a tu disposición sus servicios a fin de que las deudas ya no representen un asunto de estrés para ti.

Lo más importante es que mantengas tus gastos bajo control y uses la TC de forma consciente y disciplinada. Recuerda que los bancos están evaluando constantemente tu comportamiento financiero. Lo que hagas o dejes de hacer influirá en el mantenimiento, ampliación del límite o suspensión de nuevos plásticos.

Aplica los consejos aquí planteados y libérate de preocupaciones futuras.

Artículos relacionados:

Aprende a Hacer un Estado Financiero Personal

¿Cuántas tarjetas de crédito debes de tener?

Puedes Planear Cómo Pagar tus Deudas. Te Decimos Cómo