Puedes planear cómo pagar tus deudas: Te decimos cómo

Una de las razones por las que muchos tienen dificultades financieras se debe a la acumulación de uno o varios compromisos económicos. También se debe a la falta de planificación para saldarlos. Por esto, es necesario que decidas acabar con ese círculo vicioso a través de un plan para pagar tus deudas.

¿Por qué es tan importante pagar tus deudas? Sin duda adquirirlas es más fácil que salir de ellas. Muchas deudas obedecen a cosas de importancia como pagos de seguros y renta, otras a caprichos y gustos que nos damos ocasionalmente.

Cualquiera que sea tu tipo de deuda, debes liberarte de ella. No sólo podría ponerte en serios aprietos financieros, también podría afectar tu salud debido al estrés que genera el deber dinero.

Sabemos que atender todas las obligaciones financieras puede convertirse en algo realmente abrumador. Entre los gastos fijos mensuales y otras responsabilidades, puede darte la impresión de que pagar tus deudas es una tarea titánica e imposible.

En primer lugar, debes saber que pagar tus deudas no es algo imposible de lograr, pero sí requiere de disciplina y sobre todo de un plan efectivo para alcanzar el objetivo.

¿Quieres saber cómo pagar tus deudas, vivir tranquilo y conseguir ahorrar? A continuación te decimos cómo lograrlo.

¿Cómo organizar tus deudas?

¿Cuánto debes?

Para comenzar, debes tener claro cuánto debes. Identifica los montos adeudados, organízalos de mayor a menor y por fecha de vencimiento. Utiliza alguna herramienta que te ayude a ordenar estos datos. Existen muchas apps de las que puedes echar mano para este propósito.

Una vez lista la información, podrás tener una visión más amplia de tus compromisos y será más sencillo comenzar a pagar tus deudas. Te recomendamos ir saldando los montos de menor a mayor, ya que son los más viables de pagar de manera inmediata.

Pagos mínimos

Toda deuda siempre tiene un monto mínimo de pago y es el que generalmente las personas suelen cubrir. Esta costumbre puede ser muy tentadora, pues resulta muy cómodo hacer pagos pequeños y sentir que tienes todo bajo control.

Los pagos mínimos se calculan con base en un porcentaje del saldo total de la deuda. Cada porcentaje dependerá de lo establecido por ley y de las normas de las instituciones financieras, en el caso de las tarjetas de crédito.

¿Cómo pagar tus deudas?
Photo by Kelly Sikkema on Unsplash. Licencia CC0

Sin duda puedes pagar tus deudas con el monto mínimo, el problema es que al hacerlo de esta forma ese pequeño pago será devorado por los costos de intereses mensuales.

Por otro lado, pagar solo esa cantidad mínima podría complicar el acceso a nuevos préstamos, ya que a la hora de otorgarte un nuevo crédito, el prestamista evaluará tu capacidad de pago.

Al revisar tu historial crediticio la institución determinará que no posees suficiente capacidad de pago y se verá en la necesidad de negarte un nuevo crédito o préstamo.

Fechas límite para pagos

Procura tener en orden las fechas límite de pago de cada una de tus deudas. Si eres de los que suele olvidar cosas, debes tratar de establecer métodos para tener presente los compromisos.

Puedes recurrir a una agenda de recordatorio en el celular, para que de esta forma ningún día de pago quede por fuera  y cumplas a tiempo.

Este es un punto muy importante, ya que si olvidas alguna de estas fechas, la institución financiera podría ficharte como un cliente moroso y adicionalmente acumularás intereses por retraso en los pagos.

Aprende a poner prioridades de pago

Definir tus prioridades de pago resultará vital para saldar las deudas. Debes entender que todas las deudas son diferentes y que cada una incluso podría tener consecuencias distintas por falta de pago. Por esta razón, es relevante que priorices y establezcas la forma en que cubrirás cada una ellas.

Así como cada deuda es distinta, la situación de cada persona también lo es. Por eso, el orden respecto a cómo comenzarás a pagarlas dependerá de tu condición particular.

Las deudas más urgentes e importantes usualmente son las relacionadas a pago de vivienda y seguros, así que si aplican en tu caso, procura saldarlas primero.

Pero, si tus deudas de mayor relevancia son las vinculadas a consumos con tarjetas de crédito, coloca estas en primer lugar en el orden de pago.

Te puede interesar: ¿Cómo vivir sin deudas?

Paga tus deudas conforme a las fechas límite

Cumplir con las fechas de pago establecidas es lo más recomendable. La responsabilidad y el comportamiento que tengas como pagador serán tomados en cuenta por el proveedor del crédito o préstamo.

Recuerda que incurrir en retrasos representa un error financiero, puede afectar tu buen historial crediticio e incluso puede generarte dolores de cabeza debido a la acumulación de intereses.

Si quieres conocer qué otros errores financieros debes evitar para mantener saludables tus finanzas personales, revisa nuestro artículo Errores Financieros que Debes Evitar en tus 20s.

Hacer pequeños pagos

Si por cuestiones ajenas a tu voluntad se te hace complicado pagar tus deudas, deberías analizar la posibilidad de recurrir a otras alternativas para cubrirlas.

Lo primero será evaluar tu caso específico para así solicitar el apoyo adecuado y manejar la situación de manera efectiva. Por ejemplo, si tus deudas más importantes son las vinculadas a las tarjetas de crédito, considera la opción de buscar ayuda con Yubox.

Yubox absorbe tus deudas de tarjetas de crédito, para que realices pagos reducidos de la forma más cómoda y eficiente. Con su intervención evitarás la generación de elevados intereses y podrás mantener un historial crediticio positivo.

Conclusión

Adquirir deudas no es algo negativo. Sirve para generar un buen historial crediticio con los bancos si eres buen pagador. El problema surge cuando asumes compromisos financieros sin pensar en tu capacidad de pago.

Evita a toda costa endeudarte si sabes que tus finanzas se verán mermadas de manera significativa. Ten presente que si adquieres deudas de forma descontrolada, tu capacidad de ahorro quedará anulada.

Las deudas serán un punto a tu favor si sabes manejarlas y no caes en mora. Mantén tus finanzas bajo control, cumpliendo con tus pagos responsablemente.