Todo lo que necesitas saber del reparto de utilidades

Todo trabajador sea dependiente de una persona moral (empresa) o de una persona física (patrón), debe percibir el reparto de utilidades.

¿Quieres saber qué es, cómo se calcula el reparto de utilidades y otros aspectos importantes? En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre este beneficio que por ley te corresponde.

¿Qué es el reparto de utilidades?

En México por ley es obligatorio que toda empresa o patrón que obtenga ganancias por los servicios o actividad que realiza, debe otorgar un beneficio económico a sus empleados. Esto se conoce como reparto de utilidades.

¿Te genera dudas saber cuánto debes recibir? La Procuraduría General de la Defensa del Trabajo (Profedet), señala que los trabajadores deben recibir el 10% de las ganancias netas obtenidas por la empresa o patrón en el último ejercicio fiscal.

Ese porcentaje debe ser dividido en dos partes, la primera tendrá que repartirse por igual entre todos los trabajadores, según los días trabajados durante el año.

Photo by Matthew Henry from Burst. Licencia CC0

La segunda porción debe repartirse en proporción al monto de los salarios por el trabajo realizado durante el año.

Es importante que sepas qué salario se toma como base para el cálculo del reparto de utilidades. Según la ley se debe tomar en cuenta el sueldo por jornada diaria, sin meter ningún otro pago como horas extras o gratificaciones.

En caso de que el sueldo sea variable, se tomará como cuota diaria el promedio correspondiente al total recibido en el año.

Por otro lado, a los empleados de confianza se les tomará en cuenta como sueldo tope, base del reparto de las utilidades, la cifra que resulte de sumar el 20% al sueldo del empleado sindicalizado o el salario más alto al año.

¿Para qué es el reparto de utilidades?

En ocasiones los trabajadores no saben qué hacer cuando reciben el reparto de utilidades. Las personas se debaten entre gastarlo en caprichos y usarlo para cubrir necesidades básicas.

Lo cierto es que el reparto de utilidades es un beneficio económico que puede representar una oportunidad de oro para que logres poner en orden tus finanzas personales.

Por ejemplo, puede servir para tener un fondo destinado a emergencias, pago de deudas de tarjetas de crédito o la liquidación de primas de otros préstamos y seguros de vida.

Repartición de utlidades
Photo by Matthew Henry from Burst. Licencia CC0

Esa porción que recibas no solo será útil para salir de compromisos, si vas un poco más allá puedes incluso poner a trabajar ese dinero y multiplicarlo; sí, estamos hablando de invertirlo.

¿En qué? Evidentemente dependerá de la cantidad que tengas, pero en el mercado hay muchas opciones. Puedes colocar ese capital en algún instrumento de inversión que genere un beneficio mayor.

Evalúa la opción más conveniente y rentable para ti, quién sabe, quizá puedas empezar a generar el capital suficiente para crear un emprendimiento y asegurar así tu bienestar económico a largo plazo.

Es recomendable que si piensas invertir tus utilidades, conozcas a fondo todas las opciones que te ofrece el mercado y te asesores con firmas serias y profesionales en la materia.

¿Cuándo debo recibir el reparto de utilidades?

¿Ya estás enterado sobre la fecha del reparto de utilidades? es algo que debes saber, ya que te permitirá saber cómo actuar en caso de inconvenientes con el pago.

Este beneficio lo reciben los trabajadores que laboran para una empresa a más tardar el 30 de mayo, mientras quienes trabajan para una persona física o patrón, deben recibirlo el 29 de junio, de acuerdo a lo establecido por la Ley del Trabajo.

Hay otro aspecto que debes considerar y es el relacionado a qué hacer si no recibes tus utilidades completas y en el tiempo establecido por la ley.

De acuerdo a la Ley Federal de Trabajo, si no recibes el beneficio o lo recibes a medias, cuentas con un plazo de un año para hacer el reclamo.

En caso de que atravieses por alguno de estos escenarios, te corresponde hacer una denuncia para reportar la irregularidad ante la Profedet, encargada de velar por cumplimiento del pago del reparto de utilidades.

¿Quiénes aplican para el reparto de utilidades?

En el caso de los empleados:

El reparto de utilidades aplica para aquellos empleados que hayan laborado al menos 60 días en una empresa cuyas ganancias netas fueron de 300 mil pesos o más y que tengan más de un año de operatividad.

Es importante que los trabajadores sepan que podrán recibir un beneficio aunque ya no laboren en la empresa o si tenían un contrato por obra terminada.

¿Para quienes no aplica el beneficio? Para directores, gerentes generales, técnicos, empleados domésticos, artesanos o quienes provean un servicio sin existir una relación subordinada con el patrón.

En el caso de las empresas:

La ley establece que las declaraciones fiscales determinarán si las empresas están obligadas a otorgar el beneficio. Es decir, necesariamente dependerá de las ganancias reportadas por la firma en cuestión.

La ley también señala que están exentas de pagar dichas utilidades aquellas empresas recién creadas o que tengan un capital menor al establecido por la Secretaría del Trabajo.

Igualmente quedan exentas de repartir utilidades instituciones públicas descentralizadas, que se encarguen de labores asistenciales o sociales.

Conclusión

El reparto de utilidades es un derecho tipificado en la Constitución. Debe ser cumplido por toda empresa que aplique para tal fin, según sus ganancias netas anuales.

Es importante que los trabajadores mexicanos por su parte, estén bien enterados tanto de los beneficios que por ley les corresponden, como de las acciones que deben tomar en caso de que estos sean vulnerados.

Esperamos que este artículo te haya servido de guía para disipar dudas. No sólo sobre el reparto de utilidades, sino acerca del uso que puedes darle a tal beneficio y cómo puedes aprovecharlo mejor para potenciar tus finanzas.