¿Qué sucede cuando superas el límite de crédito de tu TC?

El inicio del año es un periodo complicado para nuestras tarjetas de crédito; las vacaciones terminaron, la “cuesta de enero” está en su punto más alto, y es posible que hayamos excedido el límite de crédito de nuestras tarjetas 

Esta es una situación seria que podría acarrearnos consecuencias graves si no ponemos especial atención en todo lo que implica, los cargos que podrían generarse, o incluso el aumento en las tasas de interés.  

¿Sabes qué hacer si excediste el límite de crédito de tus tarjetas? Aquí te damos unos consejos que podrían ayudarte a mantener tus finanzas más saludables. 

Pagar a tiempo tu crédito
Photo by Pixabay from Pexels. Licencia CC0

¿Qué es el límite de una tarjeta de crédito?

Cuando el banco nos aprueba una tarjeta de crédito se nos concede un tope de dinero máximo que podemos gastar con esa tarjeta, y que irá disminuyendo a medida que vayamos usando dicho crédito durante el mes, hasta llegar al límite establecido.  

Al llegar a la fecha de pago deberemos saldar una parte de la deuda, o su totalidad, para restablecer el límite de la tarjeta. Dependiendo de la cantidad que paguemos de lo que hemos gastado, es la cantidad de dinero a la que tendremos acceso para nuevas compras. 

Por ejemplo, si nuestra tarjeta de crédito tiene un límite de $10,000, y gastamos $6,000 (artículos personales, servicios, diversión, etc.) nos quedará de saldo disponible $4,000, hasta que saldemos la deuda de $6,000 que hemos gastado. 

Mantener nuestras tarjetas con buen saldo nos permitirá tener un “colchón” crediticio para emergencias, no tener que pagar altas mensualidades de nuestras tarjetas, y dar una buena imagen ante los bancos, pensando en futuros préstamos o que aumenten el límite de crédito de nuestra tarjeta. 

¿Qué puede pasar si sobrepasamos el límite de nuestra tarjeta de crédito? 

Rechazo de la transacción

Por cuestiones de seguridad los bancos bloquean las tarjetas de crédito cuando estas han excedido el límite de crédito disponible. Esto provocaría que no se acepte nuestra compra y nuestra tarjeta “no pase”.  

Aunque sea molesto, puede que los bancos nos estén haciendo un “favor” al declinar nuestra compra y evitar que asumamos deudas que no podremos pagar fácilmente, y obviamente ellos también se protegen de clientes morosos o con baja capacidad de pago.  

Podríamos considerar esto como el “menor de los males”, porque simplemente tendremos que suspender la compra que estábamos a punto de realizar, o bien utilizar otro método de pago (y poner más atención a nuestras finanzas personales).  

También hay tarjetas que nos permiten sobre pasar este límite, pero a un costo.

Pago TC
Photo by energepic.com from Pexels

Límite de crédito puede descender

Sobrepasar continuamente el límite de crédito de tu tarjeta demuestra falta de fluidez y capacidad de pago, o bien que no estás haciendo uso responsable de tu crédito, lo que podría ocasionarte una mala reputación en el buró de crédito y limitar tu acceso a otros servicios crediticios.  

También, a la larga, el banco emisor podría reducir la cantidad límite de tu crédito para evitar el riesgo de que no puedas seguir pagando los intereses de la tarjeta, o que estés viviendo al limite económicamente y puedas convertirte en cliente moroso. 

Dificultad para pagar tu crédito

Al sobrepasar tu límite de crédito, el pago próximo podría convertirse en una pesadilla. Se trata de una situación en la que no pudiste pagar inicialmente y vas a ir generando más intereses hasta que liquides la deuda total.

Banco podría negarte otro crédito

Si es la primera vez que llegaste al límite de crédito, pero has pagado con prontitud todos los meses, no podría ocasionar un mal historial crediticio.

Por el contrario, si son varias las ocasiones, estás demostrando que tienes poca liquidez. En dado caso de que llegaras a necesitar un crédito para comprar un bien inmueble o un automóvil, será más difícil que tu banco lo autorice.

Conclusión

La tarjeta de crédito es una herramienta muy útil para realizar compras a plazos, acceder a promociones y crear historial crediticio. Pero no debes verla como una extensión de tu salario, ni utilizarla sin medida.  

Lo más recomendable es utilizarla hasta un 30% del límite de crédito, para evitar que “reboten” tus compras, mantener los intereses bajos (en caso de sobregirarla) y que no te genere un problema de solvencia o mal crédito a futuro. 

También debes anotar cada compra o pago que realices con ella para evitar gastar más de lo permitido y recibir intereses adicionales, poner en riesgo tu crédito o disminuir la cantidad límite que te proporciona tu banco.  

¿Qué hacer si te encuentras en una situación donde tu tarjeta está por rebasar el 60% de su límite? En ese caso te sugerimos utilizar Yubox para liquidar tu deuda. Así podrás evitar los enormes intereses bancarios, y distribuir tu deuda en cómodas mensualidades que se adapten a tu poder de pago. 

Si deseas recibir más información visita Yubox o escríbenos a info@yubox.mx.  

Artículos relacionados:

Ventajas de usar tarjetas de crédito para todo

10 consejos para volverte un experto con las tarjetas de crédito

Cómo usar la tarjeta de crédito y generar menos intereses