¿Qué sucede cuando solo hay un Ingreso Familiar?

La economía de muchas familias Mexicanas está siendo dañada por la pandemia del coronavirus. Seguramente ya has escuchado de la propia voz de alguno de tus amigos o incluso familiares que han perdido su empleo convirtiéndose así en una familia de un solo ingreso. ¿Qué sucede cuando hay un solo ingreso familiar?

Un presupuesto familiar es un documento o archivo en donde proyectamos todos los futuros ingresos de los integrantes de la familia, y los equilibramos con los futuros egresos de los mismos.

El principal objetivo de elaborar un presupuesto familiar es tener un mayor control de nuestros egresos, procurando siempre que la diferencia entre los ingresos y egresos, sea la mayor posible.

¿Qué sucede cuando solo hay un ingreso familiar?

Una de las primeras cosas que deberás hacer si te conviertes en una familia de un solo ingreso es ajustar tu presupuesto y crear un presupuesto familiar viable basado en el ingreso único de tu familia. 

Recuerda que recortando gastos como el pago de aplicaciones de streaming o de música nos ayudará a que este nuevo estilo de vida funcione. Otros pagos o gastos que puedes dejar son:

  • Cambiar tu suscripción del servicio de cable
  • Deja de realizar esas paradas al Oxxo o minisúper para seguir incentivando tu gasto hormiga
  • Dejar de hacer pedidos de comida a domicilio y optar por aprender a cocinar un nuevo platillo de la mano de un buen tutorial en Youtube.

Si bien algunas de estas compras te pueden parecer menores una vez que las sumas, con el tiempo hace una gran diferencia en ahorro.

Un solo ingreso familiar
Photo by Jakob Owens on Unsplash. Licencia CC0

¿Qué se puede hacer? 

Manejar un presupuesto familiar equilibrado para gastar en función a tu ingreso mensual, junto con evitar realizar compras excesivas es sin duda de las mejores acciones para ayudar a la economía familiar.

Al momento de que estés por comprar lo necesario, es recomendable comparar precios. Dicen que no siempre lo mejor es lo más caro así que de preferencia tomate el tiempo para investigar y hacer elecciones de calidad, pero que a la vez sean accesibles económicamente.

Es importante tener un presupuesto en donde se encuentren todos los gastos por más pequeños que sean. En dicho presupuesto familiar se debe apuntar cuál es el salario de los miembros de la familia, los gastos del hogar como la renta o hipoteca, electricidad, gas, agua, transporte, viajes, ropa, alimento, educación, entretenimiento, pago de préstamos y demás ingresos y egresos de dinero que se tenga.

Si se puede, inicien el ahorro

El hecho de que tu familia se mude a un ingreso no significa que debas dejar de ahorrar por completo; deberías hacer que sea una prioridad aún mayor. 

Si realmente no puedes ahorrar monetariamente siempre existen otras maneras de ahorrar como en el uso de servicios del hogar:

  • Consumo de agua
  • Consumo de energía eléctrica
  • Consumo de gas

No gastes más de la cuenta, se debe determinar quien lleva los gastos de la casa, éste debe ser consciente en todo momento de realizar un gasto o pago, nunca extralimitarse.

Recuerda que tu fondo de emergencia debe tener un mínimo de seis meses de gastos antes de que decidas voluntariamente ir a un ingreso único. Si vives con un ingreso y tienes una familia, necesitarás una red de seguridad aún más grande en caso de que el único asalariado del hogar pierda su trabajo o tenga una emergencia inesperada que les impida trabajar.

No dejen de pagar su seguro de vida

Uno de los errores más comunes de las familias mexicanas es el de no contar con un seguro de vida para los pilares de la familia, independientemente de quién se encuentra laborando.

Si el cónyuge que no trabaja fallece o sufre una enfermedad o lesión grave que le impida cuidar a los niños, el cónyuge que trabaja deberá subcontratar esas tareas, lo que podría costar mucho dinero. Es por eso que es una decisión financiera inteligente tener una póliza de seguro de vida para ambos padres en una familia con hijos.

Seguro de vida familiar
Photo by Kelli McClintock on Unsplash. Licencia CC0

Informa a tu familia de las decisiones que tomes sobre tu presupuesto. También, debes tratar que los miembros de tu familia que tengan suficiente edad para entender el proceso te ayuden con las decisiones difíciles. Por ejemplo, si tu hija adolescente tiene un teléfono celular, tal vez ella pueda dejar de gastar compras por apps y cancelar suscripciones automáticas que realizan el cobro 1 vez cada mes.

Difiere tus créditos

Cuando compras con tu tarjeta de crédito, usualmente tienes entre 20 y 40 días para pagarla. Si no liquidas tu deuda dentro de dicho tiempo, pagas altísimos intereses.

Aunque un comercio no ofrezca promoción de pagos a meses, con Yubox puedes diferir el saldo de tu compra a cómodos pagos. A demás es super rápido diferir el saldo de tu TC con Yubox, sabrás inmediatamente si tu solicitud fue aceptada. En validar la transacción nos tardamos entre 1 y 2 horas, sin embargo, ten la confianza de que el equipo Yubox te mantendrá informado durante todo el proceso hasta que tengas la tranquilidad de que hemos diferido correctamente tus compras. Los pagos de tarjeta de crédito se programan el mismo día para ejecutarse entre 24 y 72 horas.

Elimina gastos innecesarios 

Estas son cinco técnicas para reducir gastos.

Escoger: Hay gustos muy personales que nos hacen la semana, esos gastos deben estar hasta arriba del presupuesto y es recomendable recortar todo lo demás que no es tan interesante para tus prioridades.  El ahorro es sinónimo de prioridades, no de privación. Todo se puede, pero no al mismo tiempo.

Eliminar: Hay cosas que no son prioridades, ni nos hacen felices y solamente roban dinero del presupuesto. Pueden ser gastos por flojera como levantarse tarde y pagar más en transporte, por inercia como ir al cine y compara más dulces o simplemente por dejadez, como las membresías que no se usan y siguen cobrando.

Espacial: Algunas de las cosas en que gastamos son periódicas como el corte de pelo. Cortarse el pelo un par de semanas o un mes después de lo habitual puede ayudar a reducir los gastos. O si uno está acostumbrado a tomar café del caro todos los días, ahora puede hacerlo cada tres o una vez a la semana.

Ingreso familiar durante cuarentena
Photo by Paige Cody on Unsplash. Licencia CC0

Reducir: A veces el problema no es la categoría en si, sino el gasto total que se hace en ella. Si tienes comidas de negocios frecuentes cámbialos por desayunos que son más baratos. O por ejemplo si al comer tomas tres cervezas, puedes reducirla a dos.

Sustituir: Se puede buscar la forma de tener el mismo producto o actividad a menos precio o gratis búscalo. Por ejemplo, si sólo vas a correr al gimnasio eso se puede realizar en un parque. 

Conclusión

Estamos viviendo tiempos de incertidumbre financiera debido a una pandemia fuera de nuestro control.

Si tu familia se encuentra en la situación en la que sólo está llegando un ingreso, hay formas para acomodarte financieramente. Una de ellas es el diferimiento de tus TCs de forma rápida y en línea. 

Con Yubox podrás acomodar a tus necesidades el pago del saldo de tu TC, de 3 hasta 18 meses.