Dilema entre pagar deudas y ahorrar

Pagar deudas y ahorrar dinero son objetivos financieros muy importantes. Muy seguramente quieres jubilarte sin deudas o mejor aún, empezar nuevos proyectos o emprendimientos sin deuda alguna. De ahí la importancia de saber administrar tu dinero y elegir entre pagar tus deudas o ahorrar. 

En otros casos, centrarse en el pago de la deuda ahora podría significar que tienes que sacrificar tus ahorros para la jubilación. Pero, ¿cómo saber si enfocarte en pagar tus deudas o iniciar tu proyecto de ahorro? 

En Yubox sabemos la importancia de administrar tus finanzas para obtener lo que más quieres. ¿Quieres conocer cómo elegir entre pago de una deuda o empezar tu ahorro? Continúa leyendo.

¿Qué sucede cuando pagas una deuda?

Es posible que debas adoptar un enfoque combinado y ahorrar al mismo tiempo que pagas parte de tu deuda. Cuando comprendes los pros y los contras de pagar sólo deudas o sólo ahorrar, puedes evaluar mejor tu propia situación.

Así podrás ajustar tus ahorros y pagos de deudas para avanzar en tus objetivos y metas en cada área de tu vida.

¿Qué sucede con las tarjetas de crédito? 

Las tarjetas de crédito se pueden convertir en una excelente herramienta de financiamiento. Ya sea que quieras adquirir algo a plazos o para pagar servicios que no podrías sino hasta final de mes. Pero el secreto de usar las tarjetas de crédito de forma positiva es no pasarte de tu límite de crédito.

Otro secreto de aprovechar las tarjetas de crédito es pagar la totalidad de tu adeudo, para así no generar más intereses. Y es aquí donde el pago de deudas es clave. Si tienes una TC con adeudos y no la pagas, lo único que lograrás es acrecentar tu adeudo con el banco. Así, será cada vez más difícil salir de ese hoyo.

¿La solución? Aprovechar los servicios de empresas Fintech mexicanas como Yubox. Te ayudamos a saldar ese adeudo con tu TC y pagarlo de forma más cómoda de 3 hasta 18 meses. Usa nuestra calculadora para conocer el monto que pagarías cada mes. Estamos seguros que encontrarás la solución perfecta.

¿Cuándo priorizar el pago de una deuda?

Siempre hay que darle prioridad al pago de una deuda si tienes tarjetas de crédito con altas tasas de interés. Justo como lo comentamos arriba. Al reducir o eliminar tu saldo adeudado, también reducirán los intereses que pagas cada mes. 

También hay que darle prioridad al pago de una deuda cuando se trata de préstamos de pago fijo, como un préstamo estudiantil, el pago de un coche, o hipoteca y los pagos adicionales. Dichos pagos pueden reducir la duración de tu préstamo porque tu banco aplicará el dinero a pagos futuros. 

Sin embargo, ten en cuenta que el banco no volverá a calcular el préstamo para reducir tus pagos mensuales. Si te preocupa tener que pagar penalizaciones liquidando cualquiera de estos tipos de préstamos, probablemente la penalización de impuestos sea menor que la cantidad de intereses que habrías pagado por el año en su préstamo.

¿Qué sucede cuando ahorras en vez de pagar deudas?

En caso que decidas ahorrar antes que pagar tu deuda, no está de más mencionar que con el tiempo pagarás más en los cargos por intereses de la tarjeta de crédito. Dado que las tasas de interés de las TCs a menudo son más altas que las tasas de interés de ahorro. Así terminarás gastando más dinero en intereses de deuda de lo que ganarías en tu inversión de ahorro.

El otro problema es a largo plazo pero no menos importante, al darle prioridad a tus ahorros corres el riesgo de ingresar a la jubilación con deudas. 

Es posible que descubras que no puedes vivir cómodamente con tus ahorros de jubilación y al mismo tiempo pagar tu deuda. Esto puede llevarte a vivir con un presupuesto estricto para pagar tu deuda o volver a trabajar hasta que saldes tu deuda.

¿Cuándo darle prioridad al ahorro?

Si bien puede parecer incómodo, en realidad hay algunas situaciones en las que tiene sentido pagar primero los ahorros y luego pagar deudas. Si tienes la suerte de tener deudas con una tasa de interés muy baja, tiene más sentido poner primero la mayor parte de su dinero extra en ahorros.

Si comienzas a ahorrar antes y depositas tu dinero en una cuenta que genera intereses, obtendrás el beneficio de años de interés compuesto en su inversión. Consulta con tu banco para poner a trabajar tu dinero.

Te ponemos un ejemplo de cómo poner a trabajar tu dinero puede beneficiarte:

Supongamos que Adrián, de 28 años, comienza a invertir $ 5,000 por año y continúa hasta que se jubila a los 58 años. Habrá ahorrado $ 150,000 con 30 años de interés compuesto, lo que elevará sus ahorros totales para la jubilación a poco más de $470,000, suponiendo un rendimiento promedio del 7% anual.

También hay beneficios fiscales que vienen con los ahorros para la jubilación, el dinero que contribuyes a tu plan de retiro puede ser excluido de tu ingreso imponible, dando como resultado una menor carga tributaria.

Conclusión

El dilema entre pagar deudas y ahorrar dependerá mucho de tus objetivos financieros personales. Si necesitas iniciar ya un negocio o un nuevo emprendimiento, pagar tus deudas será una decisión sabia. 

En otros casos como cuando llega una desestabilización de la economía, pagar deudas es lo más inteligente que puedes hacer. Así estarás seguro que éstas no se irán por los cielos, complicándote más tus finanzas personales. 

El ahorro es un hábito de finanzas personales muy importante y que debe estar inculcado desde que somos jóvenes. Poner a trabajar tu dinero del ahorro podría ser una de las mejores decisiones que tomes. 

Si necesitas que te ayudemos a saber la salud de tus finanzas personales, puedes solicitar una asesoría gratuita.